La identidad secreta del artesano de la Sábana Santa desvelada

Friele Gensfleisch zu Laden residió en Maguncia desde 1372, según la documentación disponible. Era miembro de una conocida familia de comerciantes de tela, a lo que se dedicaba por tradición familiar, aunque el mismo era orfebre de profesión. Sus conocimientos del arte de la fundición del oro le llevaron a ejercer de orfebre del obispo de su ciudad de adopción, Maguncia, en la que llegaría también a ejercer de director de la Casa de la Moneda de esta ciudad, situada en la región denominada de Rin-Meno, por el nombre de los dos principales ríos que la cruzan, el Meno y el Rin. Casado en segundas nupcias con una mujer de la burguesía, esta aportó como dote una mansión perteneciente a su familia a la que denominaban Zum Gutenberg.

Friele Gensfleisch zu Laden cambió su apellido por el de Zum Gutenberg, a causa de que el suyo significaba “carne de ganso”, lo que le hacía objeto de burla.

Como director de la Casa de la Moneda de Maguncia, Friele Zum Gutenberg conocía las prensas con las que eran acuñadas las monedas. Por su condición de orfebre y de la fundición del oro, conocía la técnica del aguafuerte, utilizada en ese entonces para hacer grabados en joyas, así como era también utilizada por armeros para hacer grabados en armaduras y armas. Y su actividad como comerciante de telas, heredera de su familia, le hacía estar familiarizado con el mundo de los textiles.

La ruta comercial que significaba el Rin repercutió en que en Maguncia floreciesen las artes y los oficios, favorecidos por la propia corte del arzobispado de la ciudad, cuyo arzobispo formaba parte en el siglo XIV del consorcio electoral que elegía al rey alemán. Los siglos XIV y XV fueron de gran prosperidad para los orfebres, que veían como crecían sus negocios por los frecuentes encargos de acaudalados miembros de la corte o de la burguesía local.

En 1357 se estima que apareció públicamente por vez primera un lienzo que se identificó como la Sabana Santa. Ante lo burdo de la falsificación, El obispo de Troyes, Enrique de Poitiers, denunció el fraude y ordenó que dejara de ser expuesta. Ante otra nueva denuncia del obispo sucesor de Enrique de Poitiers, Pedro d´Arcis, el Sudario dejó de ser expuesto durante años. Hasta que en 1389, el deán de la iglesia de Lirey volvió a exponer públicamente la Síndone.

La tela expuesta en 1357 no era la misma que la expuesta en 1389.

Friele Zum Gutenberg, que llegó a ser orfebre del obispado de Maguncia y director de la Casa de la Moneda de esa ciudad, recibió en los años previos a 1389 el encargo de parte del obispo titular de Maguncia de usar sus conocimientos para elaborar un lienzo que pudiese ser identificado con el sudario de Jesús, y del que no se pudiese demostrar su falsedad con los conocimientos de la época, para evitar de tal manera los cuestionamientos de los propios obispos de la Iglesia, como ya había ocurrido anteriormente con los obispos de Troyes.

Friele aceptó el encargo de su obispo. Conjugó sus conocimientos sobre las prensas con las que se acuñaban monedas, la técnica del aguafuerte que usaba en sus trabajos de orfebrería, y los conocimientos que sobre telas antiguas le daban su actividad de comerciante de textiles, y los asoció ingeniosamente a un instrumento que solía ver en aquellas tierras del Rin donde vivía desde 1372.

Fue así como hizo coincidir todos estos elementos para tomar una tela de cierta antigüedad, y someterla en una prensa para uvas del Rin a la técnica del aguafuerte, con la finalidad de forjar en ella la imagen que luego debía ser presentada en público y en privado como la del Jesús muerto en la cruz, envuelto posteriormente en ese pedazo de tela que le habría hecho de sudario mortuorio.

Mantuvo hasta su muerte el secreto de haber sido el artesano de la Sabana Santa, como no podía ser de otra manera, pero el ingenio de haber utilizado una prensa para uvas del Rin como instrumento con el que imprimió una imagen en una tela, lo transmitió a su hijo, Johannes Gutenberg, que pasaría a la posteridad como el inventor en Europa de la imprenta con caracteres móviles.

Anuncios

1 comentario en “La identidad secreta del artesano de la Sábana Santa desvelada”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s