Algunas reflexiones sobre la metahistoria océanica de Platón

Es evidente que Platón utiliza a los atlantes para discernir acerca del carácter humano. Mientras este permanece puro, lo que el filósofo alegoriza con el concepto naturaleza divina, cuentan aquellos con el favor de los dioses y por lo tanto del destino, importante divinidad por otro lado en el pantheón de dioses helénicos, pero al irse deteriorando el carácter a consecuencia de alejarse de su naturaleza original, la divina y por lo tanto pura, se produce la precipitación de su caida en desgracia..

El siguiente artículo es una propuesta para que cada cual, quien así lo desee, haga un esfuerzo de reflexión personal sobre el sentido de las palabras de Platón en lo referente a determinadas alusiones a la cuestión de la Atlántida.

Dos son únicamente los aspectos que sobre este tema trataré: las referencias contenidas en los Diálogos del Timeo y el Critias relativas a las dimensiones de la Atlántida,y  el acontecimiento de su hundimiento.

Los textos de referencia que citaré a continuación están todos tomados de las traducciones de Mª Angeles Durán y Francisco Lisi  del Libro VI de los Diálogos de Platón, Biblioteca Básica Gredos, EDITORIAL GREDOS S.A., año 2.000.

Se trata, es lo que está en mi intención, de favorecer la reflexión personal sobre estos contenidos por parte del lector interesado en ello, para que cada cual saque sus propias conclusiones respecto a la forma en que Platón aludió a diversos aspectos de la Atlántida.

1º.- Respecto de las dimensiones de la Atlántida

Lo que dice el Timeo (24 e – 25 a):

En efecto, nuestros escritos refieren como vuestra cuidad detuvo en una ocasión la marcha insolente de un gran imperio, que avanzaba del exterior, desde el Océano Atlántico, sobre toda Europa y Asia. En aquella época, se podía atravesar aquel océano dado que había una isla delante de la desembocadura que vosotros, así decís, llamáis columnas de Heracles.

Esta isla era mayor que Libia y Asia juntas y de ella los de entonces podían pasar a las otras islas y de las islas a toda la tierra firme que se encontraba frente a ellas y rodeaba el océano auténtico, puesto que lo que quedaba dentro de la desembocadura que mencionamos parecía una bahía con un ingreso estrecho. En realidad, era mar y la región que lo rodeaba totalmente podría ser llamada con absoluta corrección tierra firme. En dicha isla, Atlántida, había surgido una confederación de reyes grande y maravillosa que gobernaba sobre ella y muchas otras islas, así como partes de la tierra firme.

Lo que dice el Critias (108 e – 109 a):

Se decía que esta ciudad mandaba a estos últimos y que luchó toda la guerra. A la cabeza de los otros estaban los reyes de la isla de Atlántida, de la que dijimos que era en un tiempo mayor que Libia y Asia, pero que ahora, hundida por terremotos, impide el paso, como una ciénaga intransitable, a los que navegan de allí al océano, de modo que ya no la pueden atravesar.

Reflexión personal

Tanto en el Timeo como en el Critias se alude a las dimensiones de la Atlántida diciendo que esta era mayor en tamaño que Libia (Africa para los griegos) y Asia juntas.

En el Timeo, la frase que precede a esta comparación dice:

“En aquella época, se podía atravesar aquel océano dado que había una isla delante de la desembocadura que vosotros, así decís, llamáis Columnas de Heracles.” (1)

Y en el Critias, la frase que sigue a aquella comparación reza así:

“pero que ahora, hundida por terremotos, impide el paso, como una ciénaga intransitable, a los que navegan de allí al océano, de modo que ya no la pueden atravesar.” (2)

Tanto las referencias contenidas en uno y otro texto son evidentemente alusiones geográficas.

–          Pregunta uno:

¿Dónde está en el Océano Atlántico esa “ciénaga intransitable”(2) que se formó a raíz del hundimiento de la Atlántida y que impide la navegación a través de aquel océano a partir de la desembocadura de las Columnas de Hércules (estrecho de Gibraltar)? (1)

–          Pregunta dos:

Si la expresión “mayor que Libia y Asia juntas” (Timeo), o “mayor que Libia y Asia” (Critias), no se refiere a su tamaño sino a que “poseía un poderío mayor que los de Libia y Asia juntas”, o “mayor que los de Libia y Asia”..¿es posible que Platón escribiese su relato sobre la Atlántida sin que en ningún momento aludiese a sus dimensiones?.

–          Pregunta tres:

En el caso de que la alusión de Platón fuese referida a su poderío y no a sus dimensiones..¿como se contextualizaría esto entre el resto de referencias del texto?.

2º.- Respecto del acontecimiento del hundimiento de la Atlántida

Lo que dice el Timeo (25 e-d)

Posteriormente, tras un violento terremoto y un diluvio extraordinario, en un día y una noche terribles, la clase guerrera vuestra se hundió toda a la vez bajo la tierra y la isla de Atlántida desapareció de la misma manera, hundiéndose en el mar. Por ello, aun ahora el océano es allí intransitable e inescrutable, porque lo impide la arcilla que produjo la isla asentada en ese lugar y que se encuentra a muy poca profundidad. (3)

Lo que dice el Critias (121 a-c)

Sobre la base de este razonamiento y mientras permanecía la naturaleza divina, prosperaron todos sus bienes, que describimos antes. Más cuando se agotó en ellos la parte divina porque se habían mezclado muchas veces con muchos mortales y predominó el carácter humano, ya no pudieron soportar las circunstancias que los rodeaban y se pervirtieron;  y al que los podía observar les parecían desvergonzados, ya que habían destruido lo más bello de entre lo más valioso, y los que no pudieron observar la vida verdadera respecto de la felicidad, creían entonces que eran los más perfectos y felices, porque estaban llenos de injusta soberbia y de poder.

El dios de dioses Zeus, que reina por medio de leyes, puesto que puede ver tales cosas, se dio cuenta de que una estirpe buena estaba de manera indigna y decidió aplicarles un castigo para que se hicieran más ordenados y alcanzaran la prudencia. Reunió a todos los dioses en su mansión más importante, la que, instalada en el centro del universo, tiene vista a todo lo que participa de las generaciones y, tras reunirlos, dijo…(el texto termina bruscamente de esta manera. Es también el final del Critias)

Reflexión personal

En el relato del Timeo, después de explicar como se hundió la Atlántida bajo las aguas, el texto continúa de la manera siguiente:

Por ello, aun ahora el océano es allí intransitable e inescrutable, porque lo impide la arcilla que produjo la isla asentada en ese lugar y que se encuentra a muy poca profundidad.

Platón nos describe como la isla, como tal se refiere en todo momento el filósofo a la Atlántida,  se hunde bajo las aguas, y recreando una poderosa visualización, nos transmite la idea de lo que debió pasar tras el sumergimiento

Aquella “ciénaga intransitable” de las nos habla en otros párrafo del Critias (2), comienza a hacerse perceptible a nuestra imaginación..apareciéndosenos como una inmensa e inescrutable área de arcilla que reposa sobre la tierra hundida de la Atlántida, y se va espesando hasta  emerger entre las aguas superficiales del Océano Atlántico, mezclándose con estas, y creando de tal modo una barrera infranqueable para la navegación (3)..

La Atlántida se hundió indefectiblemente según el relato de Platón, y hasta su tiempo permanecía sumergida a poca distancia de las aguas del Atlántico.

Habiendo leído las referencias en el Timeo al hundimiento de la isla, es fácil imaginar la continuación del texto inconcluso del Critias.

Es llamativo como comienza el texto del relato del Critias:

Sobre la base de este razonamiento y mientras permanecía la naturaleza divina, prosperaron todos sus bienes, que describimos antes. Más cuando se agotó en ellos la parte divina porque se habían mezclado muchas veces con muchos mortales y predominó el carácter humano, ya no pudieron soportar las circunstancias que los rodeaban y se pervirtieron;

Es evidente que Platón utiliza a los atlantes para discernir acerca del carácter humano. Mientras este permanece puro, lo que el filósofo alegoriza con el concepto naturaleza divina, cuentan aquellos con el favor de los dioses y por lo tanto del destino, importante divinidad por otro lado en el pantheón de dioses helénicos, pero al irse deteriorando el carácter a consecuencia de alejarse de su naturaleza original, la divina y por lo tanto pura, se produce la precipitación de su caida en desgracia..

La continuación del texto es demoledora en incidir en esta enseñanza moral:

 y al que los podía observar les parecían desvergonzados, ya que habían destruido lo más bello de entre lo más valioso, y los que no pudieron observar la vida verdadera respecto de la felicidad, creían entonces que eran los más perfectos y felices, porque estaban llenos de injusta soberbia y de poder

¿Como alegoriza Platón esta caida en desgracia de los atlantes por estar llenos de injusta soberbia y poder?..

No voy a responder  a la pregunta por innecesario.

Considero que se debe estimular el esfuerzo propio de interpretación mediante la lectura directa de los textos de referencia, como manifestación de una actitud intelectual activa, y que no debemos limitarnos a la actitud pasiva que significa hacer mero seguidismo de lo que uno u otro podamos interpretar acerca de lo que dijo o quiso decir el extraordinario filósofo griego.

Platón transmite una enseñanza acerca del camino al que puede conducir la arrogancia del ser humano en su historia de la Atlántida, utilizando para ello una poderosa alusión metahistórica al presentarla ante sus lectores como una historia real.

Cuando leemos estos textos del genial griego..¿pensamos en una enseñanza moral, o en indagar hasta encontrar la ubicación exacta de aquel imperio arrogante?..

Podemos discutir sobre las dimensiones o la ubicación real de la Atlántida, y quedarnos así en la superficialidad de la literalidad de las palabras, tal como de igual manera podemos ver las aguas superfciales del océano, o podemos ver significados morales acerca de la naturaleza humana más allá de esta superficialidad..más allá de esa “ciénaga intránsitable” que nos impide ver la verdadera Atlántida reflejada en la naturaleza de un carácter agradable a los dioses, y por ello merecedor de ganarse su favor y evitar la caída del hombre en desgracia..

A mi entender, es en este dilema donde reside el auténtico significado de la metahistoria océanica de Platón.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s