La fundación del templo de Neith en Sais y las cúpulas del templo de Poseidón en la Atlántida

El templo es muy importante para comprender el concepto de estado y de organización social en las primeras sociedades urbanas.

No era únicamente un lugar sagrado dedicado a esta o aquella divinidad, sino una institución económica y financiera a través de la que se canalizaba el excedente de la producción agrícola y la gestión tributaria que le era consustancial.

Tholo de Los Millares

El término cúpula proviene griego kupellon, significa “pequeña taza”, y en su connotación arquitectónica alude a la forma característica de este tipo de cubierta.

Entre las culturas del Mediterráneo, este tipo de cubierta tiene su origen, según la constatación arqueológica disponible, en la arquitectura funeraria que en griego se denomina tholo, tholoi en plural.

Diversas civilizaciones a lo largo del Mediterráneo usaban tholoi en las tumbas de sus cementerios, como fue el caso de los micénicos, los etruscos, o las culturas ibéricas.

En el poblado calcolítico de los Millares, situado en la actual provincia de Almería, hubo una cultura que usaba tholoi en sus necrópolis. En base a las últimas dataciones por carbono 14, se estima que el poblado de los Millares pervivió entre fines del cuarto milenio y el primer cuarto del tercero.

Esta Cultura de los Millares se inició

en torno al año 3.000 a.C., con la característica de no

abandonar los enterramientos colectivos que serían

anacrónicos con la nueva estructura social jerarquizada.

El poblado de Los Millares ocupó unas 5 hectáreas de

viviendas circulares, y estaba rodeado por un sistema de

hasta 3 murallas concéntricas además de disponer de 15

fortines sobre cerros elevados en los alrededores de la

ciudad. Se trata sin duda de la primera ciudad penínsular,

aunque no tiene algunos componentes presentes en

Mesopotamia y que caracterizan el concepto de Estado,

como es la presencia de un templo donde se materializara un

sistema tributario de gestión de excedentes de producción.

(Javier Arjona, “Manual de historia universal – Prehistoria”, 2010)

Los tholoi micénicos son posteriores a los de la península ibérica aproximadamente en medio milenio. Las tumbas que usaban el tholo como elemento arquitectónico podían haber sido una variante del magalitismo representado por los dólmenes, que no son sino el esqueleto de antiguas construcciones funerarias que en su día estuvieron recubiertas por túmulos de tierra o piedras.

Estos primeros elementos arquitectónicos antecedentes de las cúpulas abovedadas propiamente dichas, no cubrían templos, sino tumbas.

La teoría del templo como institución económica-financiera

El templo es muy importante para comprender el concepto de estado y de organización social en las primeras sociedades urbanas.

No era únicamente un lugar sagrado dedicado a esta o aquella divinidad, sino una institución económica y financiera a través de la que se canalizaba el excedente de la producción agrícola y la gestión tributaria que le era consustancial.

En los primeros tiempos de las sociedades urbanas, los templos se erguían en lugares próximos a zonas agrícolas donde comenzaban a producirse excedentes de producción.

El levantamiento del templo de Neith en Sais por el segundo faraón de la Dinastía I, Aha, respondió a la necesidad de afianzar el poder del estado egipcio en el delta occidental del Nilo. A raíz de la construcción de esta institución económico-financiera y religiosa fue entonces que el poblado agrícola de Sais comenzó a transformarse en la ciudad egipcia de Sais, siguiendo el patrón del surgimiento de otras muchas ciudades en el mundo antiguo..

La fundación del templo queda así ligada al hecho del excedente agrícola y la necesidad de buscar un cause para su canalización, y la edificación del templo queda ligada a su vez al desarrollo de estructuras urbanas en torno a este.

Las cúpulas del templo de Poseidón en la Atlántida

Platón relata lo siguiente en lo que se refiere a la descripción del templo dedicado a Poseidón presente en la Atlántida:

Había un templo de Poseidón de un

estadio de longitud y trescientos pies de ancho. Su

altura parecía proporcional a estas medidas, puesto

que tenía una forma algo bárbara. Recubrieron

todo el exterior del templo de plata, excepto las

cúpulas, que revistieron de oro. (Critias 116 d)

Habla de “cúpulas revestidas de oro”, pero como constata la documentación arqueológica disponible, los antecedentes más antiguos de elementos arquitectónicos asimilables a cúpulas se remontan a c. 3.000 a.C., y eran superpuestos en tumbas, no en templos.

Los templos griegos fueron no más que pequeños edificios de adobe en la época arcaica, entre los siglos IX y VIII a.C. Después, y hasta el siglo VI a.C., comenzaron a edificarse los primitivos templos que combinaban el ladrillo con la madera, y no sería sino hasta el siglo VI a.C. que comenzarían a levantarse los primeros grandes templos con piedras que se cortaban en bloques de considerables dimensiones..

La datación conocida de las más antiguas construcciones con un tipo de cúpula primitiva, la del poblado de Los Millares en Almería, nos vuelve a remitir a la misma fecha que la de la construcción por el faraón Aha del templo de Neith en Sais, c. 3.000 a.C.

¿De que cúpulas del templo de Poseidón en la Atlántida está entonces hablando Platón? (Critias 116 d)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s