Anders Breivik, rehabilitación y sociedades violentas

Un mundo encadenado por la violencia

En mi opinión, el concepto hacer justicia tiene connotaciones muy relativas cuando se trata de encarcelar a un ser humano por haber asesinado a otros seres humanos.

Hay una justicia legal y otra moral según mi entendimiento. La justicia desde la percepción moral no puede quedar establecida por las leyes de manera absoluta, ya que el sentimiento de que esta ha quedado establecida por esta o aquella condena, dependerá de la percepción individual que cada uno tengamos sobre cada caso en particular.

Yo no puedo considerar que un individuo que ha cometido un crimen de odio en el que ha matado a setenta y siete seres humanos, haya podido recibir moralmente una pena justa por haber sido condenado a veintiuno, cuarenta años, o a cadena perpetua.

No hay condena que haga justicia moral a un crimen que ha segado la vida de setenta y siete seres humanos, la mayoría de ellos adolescentes.

Otro caso es la justicia legal, que a mi entender debe llevar aparejada una inteligencia que ha de residir en la intención de aplicar una condena flexible, como es el caso del sistema judicial noruego.

En el caso de Anders Breivik, yo considero que nunca se podrá hacer justica, aunque se le hubiese condenado a cuarenta años o a cadena perpetua, por lo menos en el sentido moral del concepto de justicia.

En lo que se refiere en concreto a la condena a 21 años, hay que saber que esta es revisable. Al llegar a los 21 años que como máximo puede estar este individuo en prisión, esta puede ser prorrogada por períodos de cinco años sucesivos si las autoridades judiciales consideran llegado el momento, que Breivik no está aún rehabilitado, precisamente porque el sistema judicial noruego tiene la rehabilitación como fundamento de su sistema penitenciario

El sistema carcelario noruego intentará recuperar la mente y el espíritu de esta bestia criminal y fanática. Si lo consigue,  quizás Breivik podrá llegar algún día a denunciar públicamente la ideología y a los ideólogos que le impulsaron a cometer ese crimen masivo de odio.

Dado el mal que ya ha sido causado, y que es irreparable, la posibilidad de que el propio Anders Breivik llegase a condenar algún día la ideología y a los ideólogos que le llevaron a cometer la abominación que le ha llevado a prisión, es de por si un motivo para considerar lo que de positivo tiene el sistema judicial noruego.

Pero la premisa de la rehabilitación abre según mi entendimiento otro aspecto a tener en cuenta..

Para que el criminal condenado tenga posibilidades reales de rehabilitarse y llegar algún día a ser consciente de la perversidad del crimen que ha cometido y del dolor injusto que ha provocado,  es imprescindible que trabajemos por construir una sociedad alejada de la violencia que la preside en la actualidad.

Porque debemos ser conscientes, a mi entender, de que vivimos en una sociedad extremadamente violenta, violencia que viene ante todo determinada por la existencia de un posibilismo financiero que nos convierte a nosotros seres humanos en depredadores sin escrúpulos, en pos del afán de acumular riquezas al precio que sea.

No nos engañemos, es este posibilismo el que permite manipular formas de pensamiento y creencias religiosas a fin de que actúen como motores del odio que faciliten el enfrentamiento de unas comunidades humanas con otras.

La rehabilitación de los criminales solo será viable en el contexto de una sociedad que ha de tomar consciencia que se ha de rehabilitar antes a si misma, puesto que esta necesaria rehabilitación de la sociedad humana a nivel mundial es la condición indispensable para que la intención de implementar la justicia adquiera viabilidad.

¿Cómo rehabilitar a un criminal para que deje de serlo en una sociedad que con sus premisas constitutivas fomenta la violencia desde el nivel financiero, pasando por el político y el militar,  como única forma posible de organización social?..

No podemos obviar si queremos realmente construir las condiciones que hagan viables una política carcelaria que busque la rehabilitación de los criminales violentos, que es la sociedad mundial misma la que está previamente encadenada por hábitos violentos instigados desde la vigente depredación financiera, que es la que justifica la violencia estructural política y militar que acosa a nuestro mundo..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s