El sueño blasfemo

Distorsiones mentales

Una alegoría de las apariencias y las intenciones ocultas

Plasmación alegórica de la metamorfosis que ocurre en nuestras capacidades cognitivas cuando en nuestro subconsciente percibimos una realidad idílica que al producirse el despertar de nuestra consciencia, nos capacita para hacernos conocedores de como hemos sido manipulados inconscientemente, a fin de desviar la dirección de las intenciones con las que debemos guiarnos en nuestro tiempo vital.

Alegoría que se manifiesta a través de la visión que se presenta durante un sueño engañoso.

Es el mismo como sigue..

Miré..y ví..

En mi sueño creí ser testigo de la deslumbrante incandescencia del fuego que consume las almas de los seres humanos. Lo vi y lo sentí arder con la fuerza devastadora de una ira que me impelía a creer que sus orígenes debían de provenir de las mismas entrañas del universo de contingencia, de los inescrutables misterios de la Creación, y de las realidades contenidas en los ciclos eternos en los que inexorablemente se sucedían la vida la muerte.

La visión comenzó en un prado precioso, poblado de múltiples flores de las que se despedían exquisitos aromas y refulgían maravillosos colores. Rodeaban el prado suntuosas colinas pobladas de árboles y salientes rocosos por los que caían cascadas que formaban pequeños lagos a diferentes niveles, y que al caer dejaban oír el rumor de sus aguas impactando contra las superficies rocosas y la superficie del prado donde se formaban pequeños riachuelos que lo cruzaban por toda su extensión. En conjunto ofrecía todo el entorno natural la apariencia de un valle poblado de flores y riachuelos que se encajaba entre un círculo de colinas pobladas de frondosos bosques y caudalosos saltos de agua.

Todo ello me hacía sentir en una sensación de éxtasis placentero, que sin embargo que pudo evitar que un resquicio de cierta inquietud comenzase a turbar mi mente. En medio de ese estado me agaché a recoger una de las hermosas y aromáticas flores que estaban a mis pies, y en ese momento me percaté de algo que hasta ese momento no había percibido en mi sueño.

Ante mis ojos se erguía un árbol de enormes dimensiones..que en el sueño me dio la sensación de que por momentos crecía y crecía aún más hacía el cielo..

Me quedé mirándolo atónito mientras me llevaba a la nariz la flor que había arrancado del suelo. Fue en ese preciso instante que noté como un tenue reguero de líquido comenzaba a recorrer por la mano que cerrada sostenía el tallo de la flor arrancada..entonces bajé la vista y me pareció que ese líquido era sangre.

Me estremecí turbado por el temor, y me pareció escuchar un resquebrajado gemido que procedía del suelo. En ese momento, toda la visión del idílico valle se transformó radicalmente.

Del gigantesco árbol que se elevaba a los cielos frente a mi comenzó a surgir un fuego que se extendió por todo el valle. Las flores desaparecieron para dejar paso en su lugar a una gran multitud de hombres y mujeres de pie, que estaban totalmente desnudos, con las cabezas gachas y los ojos cerrados. El gran árbol era ahora una incandescente bola de fuego.

Me sentí flaquear dominado por el temor, y la flor que sostenía en mi mano ya no era tal, sino un corazón palpitante y sangrante que había extraído de alguien que tenía justo delante de mi, que gemía entrecortadamente con la cabeza gacha y los ojos cerrados..

Al unísono, todas aquellas personas que parecían haber surgido del suelo del valle en el lugar donde antes estaban las aromáticas flores, levantaron su brazo izquierdo y se extrajeron a si mismos su corazón del pecho, extendiéndolos luego hacia mi aun palpitantes y ensangrentados.

Levantaron entonces sus cabezas y abrieron sus ojos, cuyas pupilas se me parecían extremadamente dilatadas. Yo mismo dejé caer el corazón palpitante y ensangrentado que aún sostenía, y me eche las manos al pecho dolorido, como queriendo evitar que mi propio corazón se me saliese de su sitio.

Entre sus gemidos entrecortados como los que había escuchado pocos momentos antes, pude oír también una voz que venía de la bola de fuego, y que comenzó llamándome por mi nombre para a continuación decirme..

“escríbelo con sangre, escríbelo con sangre..no temas al mundo ni temas a los seres humanos..teme solo que mi amor te abandone..”

Entonces sin saber a que fue debido me sentí corroído por una sensación de ira descomunal..o así lo interpreté yo.

No recuerdo si me dijo algo más. Desperté en mitad de la noche de golpe, pero muy tranquilo. Volví a dormirme plácidamente al poco de unos minutos sin que ninguna otra pesadilla volviese a turbar mi sueño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s