El vacío cósmico no es la nada sino una sustancia imperceptible

La nada entendida como un algo imperceptible a la mente humana

La nada como realidad cuántica
La nada como realidad cuántica

La energía es el efecto producido por las perturbaciones espacio temporales de una partícula, toda energía es pues el resultado de una interacción de la materia. La física identifica partículas con materia y ondas con energía, habiéndose constatado científicamente que tanto las primeras se pueden transformar en las segundas como que las segundas pueden hacer lo propio transformándose en las primeras.

La antimateria es materia compuesta por antipartículas, como el antielectrón, el antiprotón, o el antineutrón, que son partículas con carga eléctrica contraria a las del electrón, el protón o el neutrón respectivamente. Si se confrontasen las unas con las otras se anularían mutuamente, dando lugar a ondas de fotones o rayos gamma, o sea, a energía.

El Gran Colisionador de Hadrones a conseguido mediante el procedimiento de aceleración de partículas sustanciado en el binomio atracción-repulsión de cargas generar una inmensa cantidad de energía; se hacen colisionar  unas partículas subatómicas denominadas hadrones para que a la vez se repelan, y generar así una enorme cantidad de energía capaz a su vez de hacer surgir la materia.

Teniendo en cuenta que la energía es un efecto de la materia, cuando se habla de la posibilidad de crear materia a partir de esa nada no se está aludiendo a lo que popularmente se entiende por ese concepto (ausencia absoluta de algo)..sino a la posibilidad real de crear materia a partir de un espacio de materia o energía desconocida..

Tomando esta premisa en consideración, la astrofísica teoriza acerca de que en realidad no existe en el universo un inmenso espacio vacío, entendido este como como ausencia absoluta de algo (materia o energía), sino que este aparente espacio vacío cosmológico está compuesto en realidad por una “energía del vacío cuántico”, que algunas teorías identifican con la energía oscura.

La posibilidad de crear materia de la nada, equivaldría entonces a “la posibilidad de crear materia a partir de la energía del vacío cuántico (por cuánticos se entienden los efectos producidos a causa de la relación materia-energía)”, pues la nada, en su acepción conceptual, no existe para la astrofísica.

Si a dios (realidad eterna) no se le puede conocer más que por sus manifestaciones según la visión religiosa del mundo, a la energía del vacío cuántico (realidad eterna), no se la puede conocer por ahora más que a través de sus efectos cuánticos..

El universo no es entonces un infinito espacio vacío salpicado de espacios de materia o energía, sino una sustancia mensurable que hoy en día se escapa a la percepción humana, salpicada de unos espacios de materia o energía que si son perceptibles a la mente humana.

El supuesto surgimiento ex nihilo del universo serían en realidad un surgimiento “desde un algo imperceptible teóricamente mensurable”.

La mente humana es pues capaz de ir más allá del Big Bang, puesto que esta singularidad considerada por los astrofísicos como el origen de nuestro universo se gestó a partir de la “energía del vacío cuántico”.

La nada es también algo, pese a las visiones del mundo mayoritariamente vigentes en los pensamientos religiosos.

Paradójicamente, paradoja de acorde a la percepción religiosa mayoritaria, El Corán contiene una alusión a esa energía del vacío cuántico de la astrofísica, visualizada en un concepto que por su definición podría alegorizarse en las tres nadas de la piscina cuántica (1). El humo (Corán 41:11) es una sustancia formada por partículas (Primera Nada) que procede de la combustión inacabada (fuego o Segunda Nada) de un combustible (Tercera Nada). La Primera Nada lo sería por ser esta la que directamente interactuaría con la singularidad del Big Bang otorgándole el medio para que en ella se formase y luego se segregase tras su explosión.

La nada como ausencia absoluta de algo solo es pues una percepción mental errónea..

Si nuestro universo hubiese surgido de la Tercera Nada, y nosotros fuésemos vida inteligente surgida de esta..¿sería posible que las realidades de la Segunda y la Primera Nada como las galaxias o el propio Sistema Solar resultasen imperceptibles para nuestras capacidades mentales?..

(1)  La piscina cuántica como la nada que en realidad es algo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s