¿Influyó el Baricentro del sistema Tierra-Sol en el origen de la vida?

El invisible centro orbitacional del Sistema Solar

El invisible centro orbitacional del Sistema Solar

Los planetas y el Sol orbitan en torno a un punto del espacio vacío

Nuestro Sol se desplaza por la Vía Láctea, y desde su nacimiento se considera que puede haber dado 20 vueltas a esta, dada su velocidad de desplazamiento y la distancia recorrida en cada órbita galáctica, pero este astro no conforma realmente el centro cósmico en torno al que orbitan los planetas del Sistema Solar.

Lo hacen en torno a un Centro de Masas llamado Baricentro , que hace que un sistema cósmico formado por dos cuerpos celestes se conecten entre sí por la gravedad que los atrae. En el caso del sistema Tierra-Sol, el Baricentro estaría en un punto imaginario situado en el interior del mismo Sol, y muy cercano a su centro, a solo unos 450 km de este.

En el caso del sistema Júpiter-Sol, al ser este planeta mucho más grande que la Tierra y disponer de una masa cientos de veces mayor que esta, el Baricentro entre ambos estaría situado en un punto diferente al que está ubicado en el sistema Tierra-Sol. Tenemos entonces que el Baricentro, el centro de masas en torno al que orbitan los planetas del Sistema Solar, varía dependiendo de la masa del objeto celeste que se encuentra conectado gravitacionalmente con el Sol. Este mismo astro rey tiene también su propio centro de masas en torno al cual gira.

Consideramos entonces que astrofísicamente no es que los planetas de nuestro Sistema Solar orbiten en torno al Sol, sino que el Sol y los planetas orbitan en torno a su respectivo Baricentro o centro de masas. Esta órbita del Sol en torno a su respectivo Baricentro hace que este astro realice un característico movimiento de bamboleo..

La Tierra girando en torno al baricentro situado en el Sol
La Tierra girando en torno al baricentro situado en el Sol

El punto pequeño es la Tierra, y el grande el Sol, ambos mantienen una órbita en torno a la cruz que se encuentra en el interior del Sol, muy próxima a su centro. La cruz simularía el centro de masas o Baricentro.

Por un lado hay un Baricentro del Sol con respecto a cada planeta, y por otro hay un  Baricentro o centro de masas global del Sistema Solar. En el caso del Baricentro del Sistema Solar, la posición de este respecto del Sol variará dependiendo de la distribución de las masas de los distintos planetas  en cada momento, de tal modo que el imaginario Baricentro o centro de masas del Sistema Solar unas veces pueda situarse dentro del Sol y otras fuera de él.

Para comprender como es posible que el Baricentro o centro de masas del Sistema Solar se encuentre unas veces fuera y otras de dentro del Sol, visualicemos el siguiente esquema sobre la distribución de distintos planetas respecto a la posición del Sol, donde B es Baricentro, y J, S, U, y N las iniciales respectivas de Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno:

  • Momento astronómico 1: SOL (B. EXERNO) — J + S + U + N
  • Momento astronómico 2: J — SOL (B. INTERNO) — S + U + N

En el momento astronómico 1, el Baricentro o centro de masas del Sistema Solar es externo al Sol porque las masas de Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno se encuentran todas posicionadas a la derecha de la estrella, mientras que en el momento astronómico 2, el Baricentro o centro de masas del Sistema Solar se encuentra en el interior de la estrella porque la masa de Júpiter está posicionada a la izquierda, pero las del resto de los planetas a la derecha.

La suma de las masas de los planetas teniendo en cuenta su posición relativa respecto al Sol en cada momento astronómico determinado, establece una  conexión gravitacional variable entre los planetas y el Sol, la cual resulta responsable de que una veces el imaginario Baricentro se sitúe dentro de la estrella y otras se desplace fuera de ella..

Los cuerpos celestes orbitan entonces en torno a un lugar variable en el espacio vacío denominado Baricentro o centro de masas, que puede estar dentro o fuera de un cuerpo celeste dependiendo de las masas, las posiciones espaciales, y las relaciones gravitacionales con las que interactúan unos con otros.

El Baricentro o centro de masas del sistema Tierra-Sol puede influir en los ciclos climáticos de la Tierra, ¿puede haber también influido en los condicionantes medioambientales que originaron la vida en nuestro planeta?..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s