¿Hay relación entre el asesinato de Isabel Carrasco y la violencia social?

¿Tienen los asesinatos causas sociales?
¿Tienen los asesinatos causas sociales?

Redes mafiosas y corrupción política

Comenzaría por preguntar que entendemos por violencia social para a raíz de los últimos acontecimientos ocurridos en nuestro país llegar a replantearnos la verdad de la realidad socio-política en la que vivimos.

La corrupción política no es un hecho que se pueda analizar de manera aislada y puntual, sino como un mal intrínseco que pervierte la ya escasa democracia política que tenemos y los escasos también principios de justicia social que hasta ahora disfrutábamos en cierta medida.

Desde sectores periodísticos y políticos del entorno del liberalismo teórico se lanzan acusaciones de una relación causa-efecto entre los movimientos de resistencia social y el reciente asesinato de una política del Partido Popular, pero en mi opinión quizás debiéramos centrar la búsqueda de una relación entre este asesinato y una teórica realidad sociológica en la corrupción política aceptada como un derecho natural al enriquecimiento ilícito por parte de muchos políticos españoles. Cuando este derecho natural se ve en peligro, algunos políticos beneficiados por el podrían reaccionar violentamente al sentir que sus intereses se ven seriamente perjudicados.

El asesinato de la Sra. Isabel Carrasco, presidenta de la Diputación de León y presidenta también de la organización del Partido Popular de esta misma provincia, el pasado 12 de mayo de 2014 a manos según los primeros indicios y pruebas incriminatorias de dos mujeres, madre e hija, militantes también del Partido Popular, ha disparado en muchos profesionales del periodismo y personalidades políticas del ámbito ideológico del liberalismo, la idea de que este crimen está relacionado con los movimientos ciudadanos que en los últimos años se manifiestan en la calle contra lo que estiman como agresiones del gobierno y los poderes financieros a los derechos sociales y humanos que amparan a las personas económicamente más débiles.

Las pruebas hasta ahora recopiladas, que incluyen la confesión de la autora material del crimen, no dejan espacio para establecer con criterios objetivos que en este asesinato cometido el 12 de mayo sobre la persona de la Sra. Isabel Carrasco haya relación alguna entre los presuntos autores del crimen y los movimientos de protesta social aludidos por los periodistas y políticos liberales que se empecinan en hacer llegar a la opinión pública la idea de que esa relación existe, y que es el clima político generado por las protestas sociales el que ha motivado a las dos presuntas asesinas a quitar la vida a la política del Partido Popular.

La periodista Isabel San Sebastián escribió en un twitter el mismo día en que se cometió el crimen:

El asesinato de Isabel Carrasco NO ES una venganza personal, sino vinculada al cargo. Quienes defienden los escraches personales tomen nota!. (12 de mayo de 2014)

Y la alcaldesa de Valencia Rita Barberá ha hecho la siguiente declaración a los medios de comunicación:

“Esta barbaridad de asesinato es un hecho que no tenemos que vincularlo a nada, más que a un hecho aislado, al parecer, de una venganza pero que se está produciendo en un clima de violencia social que va creciendo en espiral, un clima de radicalidad que todos vemos y va creciendo en espiral”.(13 de mayo de 2014)

La Sra. Isabel San Sebastián vincula el crimen a la relación entre el cargo político que ostentaba la Sra. Carrasco y los movimientos sociales que se articulan en torno a los escaches, y la Sra. Rita Barberá juega al cinismo político al comenzar diciendo que el asesinato no hay que vincularlo a nada, para seguidamente vincularlo al clima que ella llama “de violencia social”..

Obviamente la violencia social está en la agresión que sufren los ciudadanos más desfavorecidos económicamente a través de los inmisericordes recortes sociales, pero de igual manera lo está en la corrupción política que genera inmensos canales de enriquecimiento ilícito para muchos políticos con mandatos teóricamente ciudadanos para ejercer el poder de gestionar los asuntos públicos.

La Sra. Rita Barberá debiera saber que los recortes sociales y la corrupción política constituyen en nuestro país las verdaderas piedras angulares de la violencia social, que la sufren masivamente los ciudadanos, sobre todo aquellos más débiles económicamente, y no los políticos como perversa y cínicamente intentan hacernos creer para desmotivar y desmovilizar a la opinión pública.

¿Apaleados y callados debemos permanecer Sra. Rita Barberá?. Por qué no, es una opción más, pero que encima tengamos que vernos dominados por sentimientos de culpabilidad por ejercer una inexistente violencia social contra los políticos ya es una burla a la inteligencia. Está bien que nos apaleen y que permanezcamos callados, pero esto de encima tener que sentirnos culpables porque en nuestro subconsciente  los liberales nos metan la idea de que a pesar de ello ejercemos la violencia social contra los políticos ya es demasiado.

Puteados y apaleados sí, faltaría más, pero imbéciles no por favor.

Quizás esté frivolizando al insertar una ironía en el contexto de este artículo donde hablo de un asesinato aún muy reciente, pero esta dinámica de los movimiento liberales manifestada en declaraciones de este tipo de parte de políticos y periodistas afectos al liberalismo teórico, tiene la intención no solo de criminalizar a los movimientos sociales de resistencia ciudadana, sino a la vez también de desarmar a muchas personas tanto en el plano ideológico como en el de las consciencias que reclaman  principios de justica social.

Isabel y Rita solo son exponentes periodísticos y políticos respectivamente de estos movimientos del liberalismo internacional que desprecian los principios de justicia social y valores humanos presentes en esos otros movimientos de resistencia ciudadana a los que pretenden criminalizar y acallar..

Las opiniones soeces o miserables que se han vertido en relación a este crimen en Twitter o Facebook lo han hecho en realidad en servicios de redes sociales que son medios de comunicación que se implantan en el mundo como multinacionales estadounidenses, al servicio precisamente de ese mismo liberalismo profesado y fervorosamente defendido por las señoras Isabel San Sebastián y Rita Barberá.

La inquina alegada por la presunta asesina confesa de la Sra. Isabel Carrasco para justificar su asesinato desde su percepción mental, quizás nos podría llevar a establecer otro tipo de relación entre su asesinato y la realidad social de España..

¿Existen redes mafiosas imbricadas en los partidos políticos españoles con capacidad de gobernar que cuando vean que comiencen a desmoronarse sus entramados corruptos reaccionen con crímenes mafiosos para tratar de frenar y vengar los perjuicios a su enriquecimiento ilícito?.

Encabezaba este artículo preguntando en el título si había relación entre el crimen mencionado y la violencia social, y a continuación comenzaba por preguntar que se podía entender por violencia social. No debe ser un secreto para nadie que la violencia social puede llegar perfectamente a degenerar en crímenes contra seres humanos..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s