¿Puede ser disuelta la institución de la Banca a nivel mundial?

La Banca y su Posibilismo es la auténtica responsable de todos los inmensos desajustes políticos y económicos que asolan a inmensas poblaciones, por lo que no basta identificarla como el origen de la injusticia planetaria, sino que habiéndola identificado como tal lo que procede es su disolución

Sociedad nanométrica y solidaria
Sociedad nanométrica y solidaria

Un nuevo paradigma político-financiero que busque implementar la justicia social, eliminar la barbarie bélica, el hambre, o los regímenes tiránicos pasa indefectiblemente por una deconstrucción política y financiera del Estado y la Banca respectivamente.

La deconstrucción política nos lleva a visualizar la corporación local como el centro neurálgico a partir del cual se levanta la estructura del Estado en la geopolítica mundial, y la deconstrucción financiera nos lleva a visualizar la función bancaria de depósito y custodia del dinero como el centro neurálgico a partir del cual se levanta toda la estructura económica mundial.

Escudriñando por tanto en lo esencial de ambas estructuras llegamos por un lado a la corporación local, y por otro al depósito y la custodia del dinero. Es fijándonos en estos aspectos esenciales donde percibimos lo más simple de lo uno y de lo otro, y al hacerlo podemos concebir que una confluencia de ambos aspectos es perfectamente viable.

Cuando la corporación local entra en proceso de fusión con la función de depósito y custodia del dinero se produce a la par la desaparición de lo que en situación de separación da lugar al Estado y a la Banca respectivamente.

Es una evidencia que la institución de la Banca conforma en esencia la base de las premisas mentales que inspiran todas nuestras construcciones sociológicas, de tal modo que el Bancarismo a través de la implementación de sus dinámicas inherentes es el paradigma que realmente otorga carta de naturaleza al sistema vigente.

En el nuevo paradigma financiero postulado se debe conjugar la idea de otorgar a las corporaciones locales la facultad legal de hacer de depositarias y custodias del dinero con la idea de federar los recursos financieros que esta dinámica generaría en el seno de las comunidades humanas de ámbito local.

Al federar los recursos financieros las agerias conservan para si la facultad de hacer de depositarias y custodias de las cantidades por ellas puestas a disposición de los Fondos Comunes que habrían de hacer de motores para la generación de bienes y servicios, así como para la financiación de las necesarias medidas de justicia social que partiendo de los núcleos comunitarios locales compactaría el tejido social desarrollado en sociedades complejas.

Como recaudadora además de todos los impuestos directos e indirectos que se generan en el ámbito de su jurisdicción, la asgeria es en sí misma el motor de la inversión pública que hace avanzar esta esta sociedad de cooperación.

La raíz de los desajustes económicos mundiales

El éxodo de seres humanos hacia países de economía desarrollada tiene sus causas profundas en la estructura geopolítica y económica mundial,  que indefectiblemente hunde sus raíces en la estructura del dinero que viene condicionada por la institución de la Banca.

Los niveles de justicia social que indudablemente imperan en determinados países del planeta no pueden ser disociados de la terrible realidad de miseria que asola a la mayoría de poblaciones de ese mismo planeta. Quiero decir que para juzgar las consecuencias reales generadas por el sistema que constituye nuestra forma de organización social debemos analizar el todo, y no solo una parte, como muchas veces egoístamente hacemos.

La miseria a la que el sistema, el Bancarismo, condena a miles de millones de seres humanos no se ve compensada por la opulencia en la que puedan vivir otros cientos o miles de millones de seres humanos, y esta es una evidencia que no podemos obviar a la hora de hacer un análisis objetivo sobre la realidad económica y política que como seres humanos compartidores de este planeta nos toca vivir.

Es una infamia ante la evidente realidad alabar el sistema porque en este o en aquel país se tengan unos elevados niveles de vida, pues la realidad de una parte no debe ocultar la realidad del todo.

Si no cambiamos nuestras premisas mentales la realidad de los inmensos desajustes políticos y económicos que asolan nuestro mundo no podrá ser nunca transmutada. La justicia social por la que muchos abogan no podrá nunca edificarse sobre el hedor de las estructuras sociológicas vigentes que se articulan en torno a la Banca y el Estado, por lo que su deconstrucción es requisito indispensable.

Deconstruirlos es necesario para tomar lo esencial de ambos y unificarlo, y a partir de ello conformar un nuevo pilar sobre el que edificar otra forma de organización social que permita la implementación de un Posibilismo que haga viable la justicia social y que haga imposible que los intereses que se mueven en torno a los poderes financieros mundiales promuevan guerras por todo el mundo.

La institución de la Banca con el Posibilismo que lleva asociado es la auténtica responsable de todos los inmensos desajustes políticos y económicos que asolan a inmensas poblaciones mundiales, por lo que no basta identificarla como el origen de la injusticia planetaria como muchos ya hacen, sino que habiéndola identificado como tal lo que procede no es otra cosa más que su disolución.

El problema es que la limitación de la mente humana, encasillada irremediablemente dentro de los límites sobre los que el sistema permite discurrir, no parece permitir concebir una sociedad humana compleja que pueda funcionar sin bancos..para la mente humana esto es simplemente inconcebible, y por lo tanto ni siquiera se plantea la viabilidad de una posibilidad semejante.

Obviamente, razonamos por inercia que no hay alternativa viable al Estado y la Banca que pudiera hacerse efectiva más allá del pensamiento utópico en una sociedad conformada sobre estructuras organizativas complejas, y que tiene que articular mecanismos en los planos políticos y financieros para poblaciones de miles de millones de seres humanos.

¿No hay entonces alternativa a la geopolítica mundial que delimitan el Estado y la Banca?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s