Alegorías apocalípticas V, los dos mesías

Alguno de estos movimientos fue manipulado por Saulo de Tarso, paganizándolo, y dando con ello origen al cristianismo helenizado que con el tiempo derivaría en la formación de imperialismos europeos. El hagiógrafo aludió metafóricamente al Mesías verdadero que se contrapuso al Mesías blasfemo

alegorías

La antigua teología judía guardaba el conocimiento acerca de la realidad de un Mesías dual, manifestada en la idealización de un Mesías real y de otro Mesías sacerdotal.

Esta dualidad teológica se debía a que los hebreos discrepaban acerca del carácter del con el cual debía revestirse aquel sobre quien debía recaer la investidura divina que le legitimaría como líder aceptado por todas las sectas judías. Para unos el Mesías debiera ostentar el carácter de un rey y un guerrero, mientras que para otros el carácter del Mesías habría de ser el de un sacerdote y maestro del espíritu.

El Mesías de la Casa de David lo sería de lo primero, y el Mesías de la Casa de Aarón lo sería de lo segundo.

Esta ancestral creencia judía pudo haber tenido su reflejo en los movimientos mesiánicos que afloraron en el siglo I entre la sociedad judía sometida al Imperio Romano. Alguno de estos movimientos fue manipulado por Saulo de Tarsos, paganizándolo, y dando con ello origen al cristianismo helenizado que con el tiempo derivaría en la formación de imperialismos europeos. El hagiógrafo del Apocalipsis aludió metafóricamente al Mesías verdadero que se contrapuso al Mesías blasfemo encumbrado por Pablo de Tarsos..

Apocalipsis 14:1-5

Seguí mirando, y había un Cordero, que estaba en pie sobre el monte Sión, y con él 144.000, que llevaban escrito en la frente el nombre del Cordero y el nombre de su Padre. (Apocalipsis 14:1)

El hagiógrafo cambia ahora la dinámica de la alocución que se refleja en Apocalipsis 13, y comienza a hablar ahora sobre otro hombre cuya naturaleza es contraria a la ignominiosa que el percibe en la primera y la segunda Bestia.

Lo describe con pocos seguidores con rostros rebosantes de fe en el auténtico profeta de dios, al que se refiere como el Cordero y como verdadero hijo de dios.

La alusión al concepto Hijo de Dios no era desconocida para los judíos antes de la época en que la tradición supone que vivió Jesús. Pero tanto en la literatura judía veterotestamentaria como en la de Qumrán, el apelativo de Hijo de Dios era usado en forma figurativa para señalar al Mesías, nunca para conceptualizar una filiación divina en sentido físico entre el Mesías y dios.

Las referencias contenidas en el libro de Salmos en torno a la paternidad divina del rey David así lo constatan.

Hijo de Dios y Mesías aludían a conceptos figurados que en la mente de los judíos del siglo I remitían a la idea de un mismo personaje. Este debía presentarse como heredero legitimo de la Casa de Aarón o de la de David, para convertirse en el líder que reiniciase el poderío de una u otra y liberarse a su pueblo del dominio romano.

Pablo alteró esta percepción helenizándola, revistiendo al concepto judío de Hijo de Dios de la visión griega que imaginaba a sus dioses concibiendo hijos con humanos.

Para más información sobre este asunto véase aquí.

  • “…Vi a otro hombre que predicaba con humildad y veracidad…y en torno suyo solo una docena de elegidos, con sus rostros rebosantes de devoción por el verdadero profeta hijo de dios (hijo de dios = Mesías)…”

Y oí un ruido que venía del cielo, como el ruido de grandes aguas o el fragor de un gran trueno; y el ruido que oía era como de citaristas que tocaran sus cítaras. (Apocalipsis 14:2)

El hagiógrafo se emociona al hablar de las palabras que salían por la boca de este otro hombre, el verdadero profeta de dios.

Describe las palabras de este Cordero en forma de hermosa poesía,  recreando el poder de un mensaje que percibe como sublime y emocionante, que por su belleza y veracidad solo puede proceder del cielo..

  • “Le escuché hablar…y su voz era grata para los oídos…y sus palabras un regalo para los corazones…”

Cantan un cántico nuevo delante del trono y delante de los cuatro Vivientes y de los Ancianos. Y nadie podía aprender el cántico, fuera de los 144.000 rescatados de la tierra. (Apocalipsis 14:3)

El mensaje del Cordero es nuevo en la percepción del hagiógrafo, y pese a conmover a ángeles y a dios, dice que este mensaje era imperceptible para todos los que le escuchaban salvo para aquellos doce elegidos..

Según se desprende de su alocución del hagiógrafo, la inmensa mayoría siguió con devoción al predicador blasfemo, la Bestia, en lugar de hacerlo a este verdadero profeta de dios, el Cordero..

  •  “La fuerza y la devoción con la que hablaba el Cordero conmovían a dios y a sus ángeles…y la pureza de su mensaje solo era comprendida por estos doce elegidos, quienes habían escapado de haber caído en el engaño de las apariencias mundanas…”

Estos son los que no se mancharon con mujeres, pues son vírgenes. Estos siguen al Cordero a dondequiera que vaya, y han sido rescatados de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero, (Apocalipsis 14:4)

Cuando el hagiógrafo utiliza la frase son los que no se mancharon con mujeres, pues son vírgenes” alude veladamente al poder de seducción del predicador blasfemo, la Bestia, seducción que no consiguió atrapar a estos doce seguidores del Cordero, como si se veían atrapabados por otro lado por el inmenso poder de seducción de la Bestia otros muchos que a esta seguían, hecho al que se refiere como “han sido rescatados de entre los hombres“, es decir, liberados de caer en la trampa de la impía seducción del predicador blasfemo..

  • “Porque ellos fueron aquellos que no se habían dejado atrapar por el irresistible poder de seducción del predicador blasfemo…ellos eran los que tenían la guía del espíritu del verdadero profeta de dios…”

y en su boca no se encontró mentira: no tienen tacha. (Apocalipsis 14:5)

Halaba la pureza de los seguidores del Cordero, de los que dicen que eran veraces e inmaculados.

  • “Y ellos eran los auténticos portadores de su palabra…y de su boca no salían blasfemias…eran inmaculados…”
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s