¿Fue Jesucristo un populista?

El templo estaba abarrotado de cambistas que realizaban negocios a través del intercambio de denarios por siclos, actividad usurera mediante la que estos cambistas obtenían una comisión. El Sanedrín se beneficiaba también de esta actividad usurera, cobrándoles a su vez a los cambistas una comisión

jesuscontrausura

Durante la época de la dominación romana, los judíos que tenían denarios de plata tenían que cambiarlos por siclos de plata para poder realizar su contribución al Templo, ya que esta no podían hacerla en monedas romanas como eran los denarios.

El templo estaba abarrotado de cambistas que realizaban negocios a través del intercambio de denarios por siclos, actividad usurera mediante la que estos cambistas obtenían una comisión. El Sanedrín se beneficiaba también de esta actividad usurera, cobrándoles a su vez a los cambistas una comisión por permitirles utilizar el recinto del Templo.

Es en este contexto en el que tiene lugar el relato evangélico sobre la violencia y el reproche de Jesús contra los cambistas que realizaban esas actividades de usura en el recinto del Templo, así como también contra el Sanedrín por permitirlo. A consecuencia de la rebelión y la violencia desencadenada por Jesús contra los cambistas y el Sanedrín se produjo un retraimiento de los primeros, lo que causó que en los días posteriores a la rebelión de Jesús contra el mercantilismo usurero dentro del recinto del Templo, los cambistas se abstuviesen durante días de acudir a este a intercambiar sus denarios romanos por siclos judíos.

Este miedo de los cambistas a acudir al Templo a realizar su actividad usurera derivó en una protesta ante el Sanedrín, pues veían como pasados unos días mermaban sus ingresos. Evidentemente, la merma de los ingresos de los cambistas acabó repercutiendo en la de los ingresos del Sanedrín.

El Sanedrín se vio así presionado a actuar contra Jesús, y para poder formalizar una acusación contra él tomó como excusa que con las proclamaciones de Jesús como Mesías lo que este pretendía era sustituir la autoridad del Sumo Sacerdote.

Esta acusación habría de justificarse precisamente en unas proclamaciones mesiánicas que a diferencia de la de otros auto proclamados Mesías de la época, tenía la particularidad de que se habían asociado a un cuestionamiento público, y nada menos que en el mismísimo recinto sagrado del Templo, de la autoridad del Sumo Sacerdote por permitir el mercantilismo usurero dentro de este..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s