Nicaragua ante el horrible cinismo de una monarca anticapitalista

Los brutales monarcas anticapitalistas reinantes en Nicaragua

Nicaragua a fines de julio de 2018, otra monarquía anticapitalista que instaura un régimen de terror en el país que gobiernan, en este caso sandinista y socialista del siglo XXI, el mismo rostro con diferentes nombres de una ideología que se ha desvelado como monstruosa, el anticapitalismo.

¿Por qué los anticapitalistas tienden siempre a la monarquía absoluta?: Hereditarias como las de Siria, los Gadafi en libia, los Hussein en Irak, Corea del Norte, Nicaragua, o los Ceaucescu en Rumania. Antoninas (de la Dinastía Antonina del Imperio Romano), como las reinantes en Cuba o Venezuela. Electivas (voto restringido entre una élite), como las de Irán.

La reina anticapitalista de Nicaragua lanza una obscena soflama en medio de una terrible orgía de sangre y fuego causada por las fuerzas policiales y paramilitares al servicio del poder anticapitalista encarnado en la monarquía de los Ortega.

Rosario Murillo, comandataria junto a su marido Daniel Ortega de la brutal y criminal represión que ha dejado cientos de nicaragüenses asesinados en las calles del país, alza su voz desde medios oficiales para apelando a su condición de cristianos decir en medio de esta carnicería que trabaja desde el cariño y el amor al prójimo:

No lo admitamos y no lo admitimos, porque como cristianos sabemos que tenemos que trabajar para afianzar la paz, el bien común desde el cariño, el amor al prójimo que es nuestro principio, nuestra enseña triunfa”…

Llama a las personas por ella y su marido masacradas

“víctimas del terrorismo golpista”

 refiriéndose con ello a la culpabilidad de los manifestantes en sus propias muertes…

Diciendo también

No estamos hablando de venganza, no estamos hablando de odio, estamos hablando de justicia”…

Y con un cinismo brutal sigue la monarca anticapitalista diciendo

hay muchas familias y casi toda Nicaragua ha sido golpeada por la crisis”

Por lo que la reina precisa que buscarán

“como restaurar el alma, la tranquilidad y, sobre todo, trabajar las emociones en tantas familias que fueron sacrificadas, violentadas, que perdieron viviendas, que fueron asaltados, secuestrados, que fueron torturados”…

Prometiendo que

“el Gobierno contribuirá con esas familias que perdieron sus casas para que puedan repararlas, restaurarlas”

refiriéndose de tal manera a las casas que sus propias hordas anticapitalistas policiales y paramilitares han arrasado a sangre y fuego…

¿Y ante esta criminal represión de otra monarquía anticapitalista sobre su propio pueblo que dicen los anticapitalistas en Europa?…

Los manifestantes son terroristas pagados por el imperialismo estadounidense”…o similares.

Las informaciones sobre represión de la monarquía anticapitalista sandinista son fake news”…o similares.

Tenemos que ocuparnos de nuestros asuntos en España, no de lo que pasa en Nicaragua”…o similares.

Si para no hablar ni condenar la brutal represión de la monarquía anticapitalista en Nicaragua los anticapitalistas europeos alegan que no tienen que hablar de los asuntos de otros países sino de los de ellos propios, pido una reflexión; ante las dictaduras de Pinochet en Chile, Somoza en Nicaragua o la Junta Militar en Argentina ¿acaso los demócratas europeos alegaban ese mismo argumento para no condenar esas brutales dictaduras fascistas?…

 

 

Anuncios

Propuesta para implementar el derecho de autodeterminación

Y el Oráculo de Apolo en Delfos le dijo: “Creso, si cruzas el río Halys, destruirás un gran imperio”

¿Se atreverán a cruzar el Halys con determinación democrática o seguirán con el engaño del ilusionismo político?

¿De verdad están dispuestos los independentistas a aceptar el reto democrático de la autodeterminación bajo los principios plasmados en esta propuesta?

Así como ahora proponen PNV y Bildu, debe diferenciarse entre dos conceptos jurídicos, ciudadanía y nacionalidad, como ya publiqué en 2015 https://joseangelh.wordpress.com/2015/12/17/propuesta-para-una-nueva-forma-juridica-del-senado-con-44-miembros/

Pero esto no es suficiente, y tal como lo están diseñando los partidos territoriales vascos tiende a la confusión esa diferenciación al interpretarse como una diferenciación de derechos entre la ciudadanía y la nacionalidad.

Tres puntos es importante aclarar al respecto:

1º La ciudadanía es un concepto jurídico que atañe a la persona como individuo, mientras que la nacionalidad es un concepto jurídico que atañe al territorio en el que se desenvuelve la ciudadanía que en el habita; es decir, los vascos y las vascas, en este caso que nos concierne, conforman individualmente la ciudadanía, española en el contexto actual, y colectivamente conforman la nacionalidad vasca, no hay por tanto duplicidad de derechos entre ciudadanía y nacionalidad porque ambos ámbitos conceptuales abarcan planos jurídicos diferentes, la primera el individual como persona y la segunda el colectivo como pueblo.

2º La autodeterminación debe asentarse sobre un principio ampliamente reconocido en el ámbito previo parlamentario; debe ser aprobado su sometimiento a referéndum por dos tercios del parlamente territorial, mayoría cualificada reconocida regional, estatal e internacionalmente para aprobar medidas de especial trascendencia política. Y su posterior aprobación en referéndum debe ser avalada por un 51% del censo electoral del territorio de la nacionalidad que proceda, por lo tanto sin tener en cuenta porcentaje de participación ni porcentaje de votos favorables a ejercer la autodeterminación sobre el número de votantes.

3º Este principio de los dos tercios del parlamento territorial y del 51% de votos afirmativos sobre el total del censo electoral de la ciudadanía de ese territorio debe estar recogido en la constitución federal o confederal, de tal forma que quede consagrado como norma suprema contractual entre la ciudadanía y las nacionalidades del estado.

¿Estarían dispuestas las fuerzas territoriales nacionalistas e independentistas a firmar estos principios indiscutiblemente democráticos para consagrar el asentamiento de una jurisprudencia internacional a favor del derecho de autodeterminación?…