Democracia censitaria para materias restringidas

Este tipo de materias restringidas que necesitarían del aval previo una autoridad especializada, tendría a su vez que contar con un sello que le otorgase la condición de “especialidad restringida” susceptible de ser sometida únicamente a voto censitario

asambleadhoc

Las medidas que se presenten a refrendo ciudadano y que tengan que ver con cuestiones de índole científica o económica muy especializada deben contar con el previo aval de una reconocida autoridad en la materia sujeta a votación.

Esta autoridad puede ser un colegio profesional, un colectivo de especialistas formado por un número preestablecido de estos, o una persona de reconocida trayectoria profesional en relación a la propuesta que se pretende llevar a referéndum.

Es decir, si se presenta un asunto sobre la homeopatía por ejemplo, debe contar con el aval de por lo menos un colegio médico legalmente reconocido, de un colectivo de especialistas formado por un número preestablecido de estos, o de una persona de reconocida trayectoria profesional en relación a la propuesta que se pretende llevar a referéndum.

Si es una medida sobre una especialidad económica esta debe contar con el aval previo de por lo menos un colegio de economistas o de especialistas que tengan relación con esta materia, como de ciencias empresariales o similares, de un colectivo de especialistas en esta materia formado por un número preestablecido de estos, o de una persona de reconocida trayectoria profesional en relación a la propuesta que se pretende llevar a referéndum.

Si se trata de una medida de orden jurídico debe contar con el aval de por lo menos un colegio de abogados o de cualquier otro de profesionales del derecho, de un colectivo de especialistas en esta materia formado por un número preestablecido de estos, o de una persona de reconocida trayectoria profesional en relación a la propuesta que se pretende llevar a referéndum.

De esta manera se establecería una premisa que en principio daría carta de viabilidad a la propuesta que se pretenda someter a votación popular.

Este tipo de materias restringidas que necesitarían del aval previo una autoridad especializada, tendría a su vez que contar con un sello que le otorgase la condición de “especialidad restringida” susceptible de ser sometida únicamente a voto censitario.

¿Quien tiene la potestad de otorgar el sello de “especialidad restringida?”

Por encima de cualquier colegio médico hay un consenso científico internacional, pero supongamos que un colegio médico decide avalar que la homeopatía sea considerada una especialidad médica en pie de igualdad con las disciplinas médicas actualmente reconocidas.

La propuesta es en principio susceptible tanto de ser sometida tanto a votación ciudadana abierta como o a votación restringida mediante voto censitario..¿quien podría otorgar a esa propuesta la condición de “especialidad restringida” para que solo pudiese votarse en elección censitaria?..

Obviamente no podría ser la misma autoridad especializada que la avala, ni otra de condición similar.

El voto censitario en materias restringidas debe otorgársele a todos los profesionales que tengan relación académica con la materia tratada, no a ningún grupo privilegiado dentro de cada sector de profesionales de la materia restringida en cuestión.

Estaríamos entonces hablando de dos tipos de cuestiones que pueden llegar a ser sometidas a refrendo popular, aquellas que tendrían la condición de “materia abierta” y ante las que podría votar cualquier ciudadano o ciudadana, y aquellas que tendrían la condición de “materia restringida”, a la que se le otorgaría la condición de “especialidad restringida”, relativas fundamentalmente a cuestiones médicas u otras que objetivamente solo son entendibles para un sector de la población muy especializado, y ante las que solo podrían votar personas inscritas en los colegios profesionales relacionados con la materia susceptible de aprobación ciudadana.

Con esta mecanismo censitario no es que se restrinjan los procesos democráticos de votación directa, sino que la democracia directa se amplía incluso a poder decidir sobre cuestiones muy especializadas mediante la participación de los profesionales afectos a la materia en cuestión a través de procesos de decisión articulados en torno a sus colegios profesionales.

A mi entender este planteamiento sería entendido por la gran mayoría de la población, que de seguro entiende perfectamente que la implementación de cuestiones como las que tratamos no pueden ser sometidas a decisión del común de los ciudadanos.

El certificado de “especialidad restringida” habría de otorgarlo un consejo general de colegios relativos a la materia que se pretendiese someter a votación ciudadana.

En el caso que hablamos de la homeopatía habría de ser el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos el responsable de otorgar o no el sello de “especialidad restringida” a una materia médica.

Con este sello, el aval de un colegio profesional o una autoridad reconocida a una propuesta especializada obligaría a que esta fuese sometida a voto censitario y no a votación abierta.

Yo no pienso que hubiere ante ello mucha oposición ciudadana, en el sentido de alegar que de este modo el voto se restringe a un determinado número de personas con nivel académico, y si la hay ¿cuál sería la alternativa?..

Un sello de “especialidad restringida” otorgado por un consejo general de colegios profesionales afecto a la materia que se pretendiese someter a votación ciudadana, pienso que merecería un respeto y un consenso ciudadano y político muy amplio.

Sería una medida percibida como objetiva por la sensibilidad ciudadana y de muy difícil cuestionamiento, obviamente siempre esto desde mi percepción.

Anuncios