Cuatro medidas contra la corrupción

Por resumir, para adjudicación de obras públicas: concurso público, auditoría de esos concursos públicos por un organismo independiente y consejo municipal para adjudicación de obras pública, compuesto por representantes del Ayuntamiento que se rotan anualmente en el mismo
eticalegal
  • 1.-Implementación de un sistema de enseñanza gratuito, igualitario, y de calidad independientemente del centro donde esta se reciba, sistema que se utilizaría para asentar las bases de la generación de una cultura ética que habría de edificarse desde la enseñanza primaria.

No se conocen caso de corrupción en este siglo en Dinamarca, pero la prensa hace poco ha denunciado un caso de corrupción en el país:

El diputado Kim Christiansen del partido Dansk Folkeparti se benefició de una agencia estatal de transportes con entradas para conciertos que estaban agotadas.

Ya podemos decirle a los daneses..”y tu más”..

En Dinamarca se invierte en sus propios ciudadanos a través de una educación gratuita e igualitaria, donde la calidad de la enseñanza no depende del centro de estudios. La base de la ética y de la lucha contra la corrupción está en la educación gratuita e gualitaria..las leyes son importantes pero secundarias ante esta primera e imprescindible premisa..

  • 2.- Implementación de una ley de disciplina e intervención de los departamentos de tesorería de los partidos políticos, sindicatos y asociaciones empresariales, que permita la intervención de dichos departamentos de tesorería por parte de una intervención general del estado nombrando al efecto un equipo de gestores públicos que se harían responsables del control de las finanzas de las organizaciones políticas, sindicales o empresariales implicadas en dinámicas de corrupción estructural.

La corrupción política estructural que afecta al PSOE y al PP solo puede solventarse implementando el marco legal que permitiese intervenir sus Departamentos de Tesorería nombrando gestores públicos para el control de las finanzas de una y otra formación durante un tiempo determinado.

Lo expondré en pocas palabras:

Al igual que la existencia de agujeros patrimoniales cuantiosos en las entidades de crédito permite que en aplicación de la “Ley 26/1988, de 29 de julio, sobre Disciplina e Intervención de las Entidades de Crédito” se intervenga por parte del Banco de España a las entidades de crédito que se encuentran en esta situación, un gobierno de Podemos puede implementar una “Ley de Disciplina e Intervención de los Departamentos de Tesorería de los Partidos Políticos, Sindicatos y Asociaciones Empresariales”..

Esta ley debiera permitir la intervención de dichos Departamentos de Tesorería por parte de una Intervención General del Estado, conformada y facultada para tal fin por los mecanismos democráticos pertinentes, en casos de corrupción institucionalizada, nombrándose al respecto un equipo de gestores públicos que se harían responsables del control de las finanzas de las organizaciones políticas, sindicales o empresariales implicadas en dinámicas de corrupción de esta naturaleza.

El tiempo máximo en que los gestores públicos deben hacerse cargo de estos Departamentos de Tesorería se limitaría por ley.

La disolución de los partidos políticos, sindicatos o asociaciones empresariales implicados en casos de corrupción institucionalizada puede dañar el principio de libre elección de los ciudadanos y ciudadanas, pero las intervención legal mediante el nombramiento de gestores públicos por un período determinado solo de los Departamentos de Tesorería de estas organizaciones sería una garantía para recuperar la transparencia de los partidos políticos, sindicatos y asociaciones empresariales envilecidas por la corrupción institucionalizada, sin que con ello se dañase el derecho a la libertad de elección de los ciudadanos y ciudadanas.

Así, si queremos seguir votando a estas organizaciones envilecidas por la corrupción institucionalizada podemos hacerlo, pero sin que ello se convierta como hasta ahora en un aval ciudadano para que continúe la corrupción económica institucionalizada amparada en la actividad política.

Si no se intervienen los Departamentos de Tesorería de estas formaciones políticas con una ley que se habrá de crear al efecto, la corrupción continuará corroyendo la democracia, y la agresión de la Casta a los ciudadanos y las ciudadanas en forma de violencia social y política puede empezar a transformar el movimiento de protesta ciudadana en un movimiento de resistencia civil con dinámicas de desafío abierto a los aparatos de poder..

La corrupción económica amparada en la actividad política debe contar, a mi juicio, con la implementación de una primera medida de contención, que habría de ir en la dirección de la ley ya señalada.

La “Ley de Disciplina e Intervención de los Departamentos de Tesorería de los Partidos Políticos, Sindicatos y Asociaciones Empresariales” habría de tener pues el carácter de “medida de contención”, para posteriormente poder trabajar en medidas más profundas de generación de dinámicas democráticas y transparencia financiera.

  • 3.- Auditoría previa de los concursos públicos para la adjudicación de obras públicas por parte de un organismo independiente.
  • 4.- Creación de un organismo público municipal responsable último de la adjudicación de obras públicas, conformado por representantes anualmente rotantes de todo el Ayuntamiento, por lo que este organismo público ha de superar el marco estricto del gobierno municipal.

Me ha parecido muy buena la pregunta de un compañero en el Facebook de Podemos sobre como podría evitar esta formación política un caso de corrupción como el Tamayazo si estuviese en disposición de gobernar. La pregunta incide sobre una cuestión vital de nuestra democracia, la corrupción que se genera a través de la adjudicación de obras públicas por parte de la compra de votos por el crimen organizado, tal como ocurrió en el caso conocido como Tamayazo en mayo de 2003.

Habría que comenzar por destacar que el problema reside en la legislación sobre adjudicación de obras públicas, y es en el cambio de esta legislación sobre lo que se ha de actuar. No puedes impedir que la mafia compre voluntades políticas..pero si se puede impedir que esa compra quede sin efecto por el Posibilismo implementado..

Para ello hay que legislar sobre el organismo de la Administración Publica responsable de la adjudicación, que ha de hacerse por concurso, y muy importante, previa auditoria de los concurso públicos mismos. Esto es vital y se propone en Podemos..una auditoria por un organismo independiente de todos los concursos públicos para la adjudicación de obras públicas. Sin auditoria no puede haber concurso y por tanto no puede haber adjudicación.

El organismo del Ayuntamiento que al final concede la adjudicación debe ser un consejo municipal conformado por representantes de todo el Ayuntamiento cuyos integrantes se rotarán en el mismo con periodicidad anual. Esto significa que la potestad legal para la adjudicación de obra pública no debe estar en la concejalía de urbanismo, sino en un organismo del Ayuntamiento que supera el marco estricto del “gobierno municipal”, y que cambia tres veces durante cada legislatura municipal.

Por resumir, para adjudicación de obras públicas: concurso público, auditoría de esos concursos públicos por un organismo independiente y consejo municipal para adjudicación de obras públicas, compuesto por representantes del Ayuntamiento que se rotan anualmente en el mismo.

De esta manera que unos o unas corruptas como los del Tamayazo se vendiesen a una mafia para hacer posible la concesión de una obra pública dejaría de tener eficacia a causa del Posiblilismo implementado al respecto.

Anuncios

Corrupción política y primera medida de contención

Si no se intervienen los Departamentos de Tesorería de estas formaciones políticas con una ley que se habrá de crear al efecto, la corrupción continuará corroyendo la democracia

eticalegal

La corrupción política estructural que afecta al PSOE y al PP solo puede solventarse implementando el marco legal que permitiese intervenir sus Departamentos de Tesorería nombrando gestores públicos para el control de las finanzas de una y otra formación durante un tiempo determinado.

https://joseangelh.wordpress.com/2014/10/27/sugerencia-de-ley-para-combatir-la-corrupcion-politica/

Si no se intervienen los Departamentos de Tesorería de estas formaciones políticas con una ley que se habrá de crear al efecto, la corrupción continuará corroyendo la democracia, y la agresión de la Casta a los ciudadanos y las ciudadanas en forma de violencia social y política puede empezar a transformar el movimiento de protesta ciudadana en un movimiento de resistencia civil con dinámicas de desafío abierto a los aparatos de poder..

La corrupción económica amparada en la actividad política debe contar, a mi juicio, con la implementación de una primera medida de contención, que habría de ir en la dirección de la ley ya señalada.

La “Ley de Disciplina e Intervención de los Departamentos de Tesorería de los Partidos Políticos, Sindicatos y Asociaciones Empresariales” habría de tener pues el carácter de “medida de contención”, para posteriormente poder trabajar en medidas más profundas de generación de dinámicas democráticas y transparencia financiera.

PPSOE y la Realeza, Casta son de gran vileza

ppsoe

En lenguaje periodístico, es habitual utilizar la frase “es un político de casta” o “es un periodista de casta” cuando se quieren resaltar las arraigadas cualidades profesionales de una persona en el campo de la política o el periodismo respectivamente.

Sin embargo Pablo Iglesias, el portavoz más activo del movimiento ciudadano Podemos, utiliza en su lenguaje de crítica política una expresión donde intercala el artículo determinado femenino “la” entre la proposición “de” y el sustantivo femenino “casta”, de tal modo que en vez de decir “es un político de casta” dice que “es un político de la casta”.

Casta sin “la” o Casta con “la”.. he ahí el dilema.

La Casta de un político sin “la” nos trae a la mente la idea de un político de cualidades loables y dignas de alabanza, pero por lo contrario la Casta de un político con “la” nos trae a la mente la idea de un político encasillado en la vileza moral y por tanto susceptible acreedor de ser sometido a la más tenaz de las críticas y del cuestionamiento político.

¿Podemos referirnos objetivamente a la familia monárquica como Casta Real o debemos hacerlo exclusivamente como Casa Real?. Y a los políticos de las jerarquías del PP y del PSOE, ¿podemos referirnos a ellos o a ellas aludiendo a que “son políticos o políticas de Casta” o aludiendo a que “son políticos o políticas de “la” Casta”?..

Como podemos observar, la diferencia de concepto entre el significado de una y otra expresión es sumamente visible.

Los periodistas que alaban a políticos dicen en ocasiones de estos cuando pretenden resaltar sus arraigadas cualidades como político que este lo es “de Casta”, pero ahora muchos que critican a determinados políticos de las jerarquías reinantes en el PP o el PSOE dicen de estos que lo son “de la Casta”..

La corrupción sistémica que ha impregnado las labores de gobierno y las actividades de financiación de los partidos rotantes en el Poder, PP y PSOE, se han visto amparadas y justificadas subrepticiamente en la dinámica comisionista del jefe de la Casta Real.

El PSOE no solo es un partido impregnado de corrupciones en sus labores gubernativas y en sus actividades de financiación del partido, sino que además los políticos que conforman su jerarquía se acaban de posicionar a favor de la continuidad de la monarquía y en contra de la implementación de un referéndum ciudadano para que todos podamos decidir si queremos un Estado monárquico o un Estado republicano, a pesar de su autoproclamado ADN republicano, y lo que es más definitorio, de las bases de la militancia del Partido Socialista que o comparte e absoluto esta decisión de su cúpula dirigente.

¿No constituye esta nítida diferenciación entre la decisión de la cúpula del PSOE y los deseos de su base de militantes y votantes, que no solo de militantes, una prueba inequívoca de que la jerarquía del PSOE si que es “de la Casta”..

Unificar las siglas PP y PSOE para conformar la Casta denominada PPSOE que niega el derecho democrático a que los ciudadanos puedan elegir democráticamente su modelo de Estado es más que una ironía..pues visto está que PPSOE y la Realeza, Casta son de gran vileza.

¿Dónde si no están las cuentas del PPSOE y la Realeza puestas de manera absolutamente transparente a disposición del conocimiento de la opinión pública?.

No me cabe pues ninguna duda de que los jerarcas del PP y del PSOE, así como los miembros de la Casta Real son precisamente eso..”de la Casta” con “la”..