Con la Constituyente Maduro quiere controlar Venezuela a través de sectas corporativas

La nueva estructura de Asamblea Nacional venezolana que Maduro pretende desarrollar en su Constituyente se basa en el principio de democracia corporativa, una variedad de la democracia orgánica, inspirada en primera instancia en el Anteproyecto de Constitución que para la Segunda República española que fue presentado al gobierno por la Comisión Jurídica Asesora en 1931.

El Título IV dedicado al Parlamento reza como sigue en uno de sus artículos:

Art. 37. El Senado se compondrá de 250 Senadores: 50 elegidos por las Provincias o Regiones con sus Municipios; 50 por las representaciones obreras de los grupos de Agricultura, Industria y Comercio; 50 por las representaciones patronales; 50 por las Asociaciones de profesionales liberales, y otros 50 por las Universidades, Instituciones culturales y confesiones religiosas; todos en la forma en que las leyes determinen. (Anteproyecto de Constitución de la República Española, 1931)

Y en segunda instancia en la Ley de Principios del Movimiento Nacional de 1958, donde uno de sus principios reza de la manera siguiente:

VIII. El carácter representativo del orden político es principio básico de nuestras instituciones públicas. La participación del pueblo en las tareas legislativas y en las demás funciones de interés general se llevará a cabo a través de la familia, el municipio, el sindicato y demás entidades con representación orgánica que a este fin reconozcan las leyes. Toda organización política de cualquier índole, al margen de este sistema representativo, será considerada ilegal. Todos los españoles tendrán acceso a los cargos y funciones públicas según su mérito y capacidad.

La nueva Asamblea Nacional que pretende Maduro para Venezuela tiene pues inspiración española.

Maduro intenta atar a los venezolanos a grupos sociales a los que les da un carácter político, favoreciendo con ello una sociedad estratificada en sectas corporativas que favorezcan el control social a través del control de las oligarquías de estas sectas corporativas…

Maduro controla a estas oligarquías corporativas..y a su vez estas oligarquías controlan a todas las personas que política y jurídicamente se ven por ley obligadas a ejercer su acción política, social y laboral dentro del marco cerrado de estas sectas corporativas con las que Maduro pretende el control total de la sociedad venezolana…

Anuncios