El Daesh y su territorio serán tratados como potencia agresora

Si Daeshlandia o Ardesh intenta sobrepasar con su ejército las fronteras arriba mencionadas su acción será considerada un intento de invasión de una potencia extranjera hacia sus países vecinos, y las medidas militares que se tomen hacia Daeshlandia serán entonces las propias que se tomarían ante la amenaza de una invasión militar por una potencia extranjera

Daeshlandia o Ardesh como Estado con fronteras precisas
Daeshlandia o Ardesh como Estado con fronteras precisas

La estrategia pasa por considerar al Daesh como el ejército de un Estado, no como a una organización terrorista sin Estado. La geopolítica vigente puede llevar a la formación de cuatro estados en los actuales estados e Siria e Irak dada la coyuntura política y bélica actual. Kurdos, alauitas, sunnita y shiítas pueden encerrarse en estados que estabilicen la situación política y acaben con las guerras civiles multidireccionales que actualmente devastan Siria e Irak:

  1. Un Estado Alauita que abarcaría toda la región de la costa Siria haciendo frontera con el Líbano por el sur, con Turquía por el norte, y con Daeshlandia o Ardesh, contracción del árabe Ard al-Daesh, la Tierra del Daesh, por el este.
  2. Un Estado Kurdo que abarcaría las regiones septentrionales de Irak y del noreste de Sira, limitando al norte con Turquía, al oeste y al sur con Daeshlandia, y al este con Irán.
  3. Un Estado Daeshita que abarcaría el centro, el noroeste y el sur de Sira y el centro-oeste de Irak, limitando al oeste con el Estado Alauita, Líbano e Israel, al sur con Jordania, Arabia Saudita y el Estado Shiíta, al este con este mismo Estado Shiíta, y al norte con Turquía, y el Estado Kurdo.
  4. Un Estado Shíita al centro y sur de Irak, haciendo frontera al norte y al oeste con Daeshlandia o Ardesh, lindando al este con Irán, y haciendo frontera al sur con Arabia Saudita y Kuwait.

El Daesh es el ejército de un Estado, comandado por antiguos comandantes baazistas iraquíes y jefes de bandas del crimen organizado, y los sunnitas iraquíes y sirios que ya están en las tierras controladas por el Daesh pasarán a ser considerados población hostil súbdita de un Estado agresor, Daeshlandia o Ardesh.

Si Daeshlandia o Ardesh intenta sobrepasar con su ejército las fronteras arriba mencionadas su acción será considerada un intento de invasión de una potencia extranjera hacia sus países vecinos, y las medidas militares que se tomen hacia Daeshlandia serán entonces las propias que se tomarían ante la amenaza de una invasión militar por una potencia extranjera.

“Por decirlo a las claras: Estado Islámico es, o está a punto de ser, lo que dice ser: un estado”, explica Kilcullen. Por este motivo, algunos expertos recomiendan un cambio radical de estrategia frente a un grupo que ya no puede ser concebido como una simple organización terrorista.

“Estamos ante una lucha convencional contra una entidad estatal”, apunta el experto del Centro Estratégico de Estudios Internacionales, Anthony Cordesman. “Y el objetivo debería ser la aniquilación total y absoluta de Estado Islámico como un estado”, ha concluido. http://www.noticiasdegipuzkoa.com/2015/05/22/mundo/estado-islamico-da-un-paso-mas-para-convertirse-en-un-estado-nacion-

Sobre el concepto islámico del poder en la Comunidad de Medina

fundamentos mentales
fundamentos mentales

Una pregunta a modo de prolegómeno:

¿Podría una shura mundial de la ummah en la que estuviesen representadas todas las tendencias del islam, incluidas las shiitas, sufíes y cualquiera de las derivadas de estas, emitir una fatua en la que se declarase fuera del islam al wahabismo?

La primera generación de musulmanes que conoció al Profeta no solo tenían la guía de la Revelación aún viva de la que habían sido testigos directamente, sino que además tenían la del ejemplo de vida que el mismo Profeta Muhammad daba en cuanto a la posición que este ostentaba en el seno de la Comunidad de Medina, y de cómo ésta favorecía el desarrollo de una forma de organización social muy sui generis en su época.

El Profeta nunca fue un tirano, ni siquiera un gobernante en el sentido del término, pues gobernaba en Medina una asamblea en la que él era un miembro más,  pero a su muerte los musulmanes que en vida le conocieron imitaron no su ejemplo en la Comunidad social de Medina basada en una forma de gobierno democrática y asamblearia, sino que volvieron sus ojos a las formas de gobierno que entonces imperaban entre persas y bizantinos.

1.- El prematuro eclipse de la Comunidad de Medina

Si la primera construcción sociológica que levantaron los musulmanes fue la Comunidad de Medina, la primera construcción sociológica que sentó las bases del islam que hoy día conocemos no fue esa misma Comunidad de Medina..sino el Califato edificado a imagen y semejanza de la estructura geopolítica de los imperios persa y bizantino. El Profeta no fue rey ni intentó crear un estado militar con fines expansionistas, a pesar de lo cual con la entronización del primer Califa tras su muerte se comenzaron a sentar las bases del islam que hoy en día conocemos. Esta construcción sociológica que es el islam de base califal algo negativo tendría en sus cimientos para haberse convertido en la tiranía política, económica, religiosa, que hoy día rige en el islam, y que obviamente tiene bases históricas.

El Corán no establece una determinada forma de gobierno, pero la práctica de la Comunidad de Medina si lo transmitió, y sobre todo el ejemplo del Profeta Muhammad en el seno de esta, que no era obedecido como un rey, pues a pesar de lo que popularmente puede creerse las decisiones se tomaban en asamblea de la que el profeta era parte, y durante ella el profeta exponía sus puntos de vista como un miembro más. Esta forma de regir los destinos de la comunidad no significaba que se la privaba de tener un gobierno, o de defenderse de las agresiones externas, sino que además de defenderla de las agresiones externas se la defendía también de la posibilidad de caer en manos de un tirano. Pero los compañeros del Profeta no gobernaron como miembros de la asamblea de Medina sino como guías coronados de los creyentes o califas,  posicionándose con ello en un puesto cuyo ejemplo no podrían haberlo tomado de Muhammad..sino de los monarcas persas y bizantinos que eran sus enemigos.

No hay nada de inocencia en esta forma de gobierno asamblearia que era la Comunidad de Medina, sino de inteligencia al salvaguardar a los musulmanes de la tiranía de los reyes. Se podía gobernar perfectamente siguiendo las pautas establecidas por Muhammad en Medina, haberse defendido de las agresiones externas, y empezar a ensañar a las comunidades vecinas que así es como debían regirse, formando con ellas comunidades locales federadas. Medina se podía haber de esta manera proyectado como ejemplo para las localidades vecinas. Los cimientos del islam se edificaron así sobre la construcción sociológica del califato, pero no sobre los cimientos establecidos en la Comunidad de Medina. La dirección para una edificación sociológica del islam era un sistema asambleario de gobierno indisociable del comercio sin usura, pero este se edificó sobre el califato, sistema imperial de gobierno con economía basada en la usura.

El islam como construcción sociológica de base coránica nunca llegó pues a edificarse, porque a la muerte del Profeta Muhammad sus compañeros decidieron edificar un islam de base califal, o sea, sobre una construcción sociológica que imitaba las dinámicas geopolíticas persas y bizantinas. La dirección marcada por la Comunidad de Medina quedó eclipsada a la muerte del Profeta Muhammad no llegando a implementarse nunca, renunciando a la posibilidad de haberse constituido en arquetipo sociológico y geopolítico que ante sus vecinos contrarrestase la visión de persas y bizantinos basada en el espejismo de poder con el que estos imperios deslumbraron a los primeros líderes musulmanes.

2.- El Pacto de Medina como prototipo de organización asamblearia

La Comunidad de Medina se asentó sobre unas bases jurídicas que son conocidas como un documento histórico denominado Pacto de Medina. Había tres grandes comunidades entonces, musulmanes nativos de Medina, musulmanes emigrados, y los paganos, a ojos de los musulmanes. Era un pacto equitativo tripartito, que incluía incluso a los no musulmanes en pie de igualdad con los musulmanes. El Pacto de Medina establecía un sistema de gobierno basado en la shura o asamblea y en una economía basa en un comercio exento de usura que era el prototipo de una forma de organización social con fundamento coránico diseñado para ser trasplantado a las comunidades vecinas, pero fue el islam califal el que se edificó tras la muerte de Muhammad.

La Comunidad de Medina marcó la dirección hacia la que, si esa era su voluntad, los musulmanes debían edificar su construcción sociológica para par con ella incidir en el mundo. Cada colectivo humano edifica construcciones sociológicas para vivir en sociedad e incidir en el mundo. A los musulmanes se les mostró el ejemplo del profeta en la Comunidad de Medina para que les sirviese de guía, pero tras su muerte aquellos musulmanes que tenían la capacidad de decidir hacia que dirección debía dirigir la construcción de su sociedad, ya sea la marcada por la Comunidad de Medina ya sea por cualquier otra, tomaron su decisión libremente, y en base a ello decidieron obviar la guía de la Comunidad de Medina y decantarse por “otra” construcción sociológica, que fue el califato, inspirada en las estructuras de poder persas y bizantinas.

La Comunidad de Medina promovía la disolución del poder jerárquico en su seno, procuraba una forma de organización social que pudiese integrar a las distintas comunidades que la constituían, al aceptar iguales derechos para musulmanes nativos, musulmanes emigrados, y paganos, todo ello reflejado en el Pacto de Medina, así como promovía también la génesis de un sistema económico y financiero diferente al vigente en las tierras de los imperios persa y bizantino. Constituyóe el prototipo sociológico a través del cual se podía haber superado el concepto de Estado, no ya por su configuración política, que de una manera más arcaica también se había manifestado en las polis griegas, sino por su configuración económica. Y es este punto el que yo considero esencial..el de no disociar el asamblearismo político del asamblearismo económico y financiero..

La Comunidad de Medina no tenía porque ser concebida como una meta idílica petrificada en el tiempo a la que aspirar como ejemplo, sino como un punto de partida a través del cual desarrollar nuevas formas de organización social, teniendo en cuenta la premisa de que las formas políticas locales debían estar fusionadas con las estructuras financieras también locales, impidiendo con ello el desarrollo de estructuras políticas basadas en la idea de imperio. Pero este punto de partida se quedó solo en eso al no haber pasado nunca de la fase embrionaria que comenzó a gestarse en los tiempos en que Muhammad vivió en la Comunidad de Medina. El islam sociológico no fue levantado entonces sobre el prototipo diseñado en Medina, y obviamente pendiente de desarrollar, sino sobre el prototipo derivado de la mentalidad islamocrática que supuso el Califato como espejo de los imperios persa y bizantino.

El Pacto de Medina, el instrumento legal que cimentó la Comunidad de Medina, estableció las bases legales para gobernar la ciudad. Se gobierno con pues con leyes consensuadas. Dicho consenso fue establecido sobre el principio del taaruf, acercamiento y conocimiento entre las comunidades humanas que conformaban Medina, cuya máxima manifestación fue la shura, a través de la que se ejercía la consulta popular. En la Comunidad de Medina no había fiqh ni juristas (alfaquís o fuqahas), ni siquiera son estos conceptos coránicos. Este consenso basado en el principio del taaruf y manifestado en el ejercicio del gobierno a través de la consulta en la shura constituyeron los principios rectores sobre los que se ejercía el gobierno entonces en Medina.

El fundamento del taaruf y de la shura se encuentran en Corán 3:159,, donde se vislumbre la praxis asamblearia en la cual se conmina a Muhammad a gobernar a través de la consulta, y también en Corán 42:36-39 donde se exhorta a los miembros de la comunidad a consultarse mutuamente para decidir sobre los asuntos que les atañen y a defenderse también mutuamente cuando son víctimas de opresión independientemente de la adscripción religiosa a la que esté adheridos.

No tiene sentido defender la idea de que la Comunidad de Medina no se gobernaba mediante la consulta sino que lo hacía mediante los privilegios jerárquicos otorgados por Allah a Muhammad. ¿Desobedeció entonces Muhammad a Allah gobernando en Medina con los privilegios de un jerarca que no nesecitaba gobernar mediante la consulta en asamblea (shura).

3.- El Califato manipuló las premisas financieras coránicas con el hiyal

El jurista y filósofo persa Al-Gazali (1058 – 1111) escribió una obra enciclopédica denominada “La revivificación de las ciencias religiosas”,donde recogió algunos capítulos relativos a temas económicos, donde determinaba asuntos como las premisas que debían sustentar el interés público (maslaha), o donde hacía una fuerte denuncia de las políticas de especulación financiera, ampliamente difundidas entonces, que incidían en la manipulación de la moneda, que a su juicio debía mantenerse estable (sunnah monetaria), y en la que denunciaba también la acumulación de dinero.

Una práctica económica típica de la especulación financiera que se practicaba en el orbe islámico era el hiyal, dispositivos legales de naturaleza ficticia que tenían por objetivo crear un subterfugio de legalidad que permitiese saltarse la teórica prohibición de la riba. El hiyal de entonces tendría su proyección en el presente en las técnicas financieras utilizadas por la banca islámica para crear una ficción legal respecto a que sus técnicas financieras respetan la prohibición coránica de la usura.

La práctica del hiyal en la economía y las técnicas financieras que han caracterizado toda la historia económica del islam comenzaron siendo un hábito no institucionalizado, al no consistir en técnicas legales documentadas en tratados jurídicos, pero hacia comienzos del siglo IX (tercero de la Hégira), empezaron a surgir tratados jurídicos donde se detallaban procedimientos con técnicas del hiyal para poder compaginar la práctica económica y financiera fundamentada en la especulación con el principio coránico que prohibía la riba. La especulación financiera estuvo desde los primeros tiempos del islam separada del concepto coránico que podía abarcar la riba, y esta separación llegó incluso a institucionalizarse a comienzos del siglo IX con el visto bueno de los juristas de mayor prestigio de la época. El hiyal es el fundamento de la ocultación de la condena de la especulación financiera contenida en la Revelación, a través de la exhortación a evitarla como abominación que era, según Corán 5:90.

La riba al-fadl, especulación financiera o maysir según se desprende de Corán 5:90, estuvo siempre presente en la historia del islam sociológico o califal. Los musulmanes inventaron muchas cosas que luego los europeos cristianos adoptaron e hicieron pasar como suyas, despreciando e ignorando su origen islámico por razones que seguro no se nos escapan. Y entre esos inventos musulmanes estaban por ejemplo el de las letras de cambio (sulfaya), cuya práctica entraba dentro de la riba al-fadl o maysir (especulación financiera). Estas letras de cambio y otras técnicas derivadas de ellas están en el origen de las corruptas prácticas de especulación financiera que los europeos cristianos harían luego suyas y que les servirían más adelante para desarrollar el capitalismo financiero que luego acabarían extendiendo por todo el mundo.

Jamás históricamente la economía islámica ha funcionado sin riba (riba al-nasia, incremento con intercambio de bienes en tiempo diferido) o sin especulación financiera (riba al-fadl o maysir en Corán 5:90, incremento con intercambio de bienes en tiempo simultáneo o con manipulaciones monetarias especulativas). La riba ha sido condenada por ulemas o juristas islámicos, en menor medida que la especulación financiera por cuanto esta ha tenido más detractores a la hora de considerarla haram, como lo ha sido por juristas de otras culturas monoteístas o politeístas históricas. Pero en todas ellas, tanto la riba como la especulación financiera han sido práctica habitual. Incluso los papas han condenado la usura, lo que supone un signo más del carácter esperpéntico de la susodicha condenan.

La condena más antigua conocida a la usura, popularmente, se remonta a un texto indio del II milenio a.C., donde a esta se la denomina bekanaṭa en sánscrito védico (*). Pero esta referencia védica a la usura, a pesar de que así consta reflejada en una enciclopedia de internet muy popular, no es científicamente correcta, pues los especialistas en sánscrito védico y religiones de la India consideran que la alusión a la bekanata está en un himno del Mandala 8 (el 55) que figura entre los once himnos, entre seis y ocho para una minoría de especialistas, considerados valakhilya (aunque no literalmente, es un término que viene a significar apócrifo), pues se piensa fueron interpolados en época posterior a la redacción de los vedas. Un ensi de la ciudad-estado de Lagash llamado Urukagina (gobernó entre 2380 a.C – 2360 a.C. aprox. ), tiene atribuida por la arqueología la siguiente inscripción, contenida en el código jurídico que se conoce por su nombre, anterior en muchos siglos al Código de Hammurabi.

“Él liberó a los habitantes de Lagash de usura, los controles onerosos, el hambre, el robo, el asesinato, y la incautación (de su propiedad y las personas). Estableció la libertad. La viuda y al huérfano ya no estaban a la merced de un hombre poderoso”. (Código de Urukagina)

La especulación financiera siempre fue una práctica de uso común entre los comerciantes musulmanes. Por ello se ocultó la exhortación coránica a evitar el maysir (especulación financiera) contenida en Corán 5:90, dándole a la condena de la especulación financiera un carácter poco claro que solo se encontraba en algún hadiz, pero según la tradición que se impuso, no lo estaba en el Corán. La tradición dice por ejemplo que el Profeta Muhammad murió exactamente después de recogerse sus palabras en un hadiz sobre la riba al-fadl, y que por esta razón no llegó a darle tiempo de explicar que era exactamente esa segunda riba a la que se refería como al-fadl. Estas técnicas de especulación financiera tienen por tanto base en el islam califal o islamocracia.

(*) Rig-Veda, Libro (Mandala) 8, himno 55, verso 10

4.- Muhammad fue juez en Medina no gobernante absoluto

 El Corán habla de Muhammad de su condición de juez que ha dirimir sobre las disputas en base al espíritu de la Revelación, pero no de su condición de gobernante absoluto. En los tiempos de la década medinense, aun en vida de Muhammad, no había ninguna jurisprudencia desarrollada, ni juristas o ulemas a los que acudir para dirimir judicialmente sobre una disputa que enfrentase a dos parte, por ello El Corán les dice a los creyentes que en materia de disputas deben remitirse al Profeta y obedecer las decisiones que al respecto este sancione, por ello Muhammad hizo de juez entre los musulmanes.

 “Juro que no se consideraran verdaderos creyentes a menos que te acepten como juez de sus disputas; y no se resistan a aceptar tu decisión y se sometan completamente.” Corán 4:65

Cuando el Corán habla de la obediencia que los creyentes deben a Muhammad no lo hace pues posicionando al Profeta como un líder político al que se le deba obediencia ciega, pues esta idea es totalmente ajena al Corán, sino que lo hace posicionándolo como juez que ha de dirimir acerca de los asuntos sobre los que los miembros de la Comunidad discrepan (Corán 4:65). Los musulmanes de la década de Medina parece que comprendieron perfectamente la distinción del profeta como juez al que debían elevar sus disputas.

El Corán conmina a Muhammad a legislar mediante el método de la consulta en asamblea o shura (Corán 3:159), así como exhorta también a los creyentes a legislar mediante la consulta en asamblea (Corán 42:38), lo que da idea de la concepción del ejercicio del poder que se trasmite en la Revelación coránica que claramente sanciona una separación entre lo judicial y lo legislativo que solo habría tenido implementación en la década medinense que conoció a Muhammad en vida. Esta Revelación diluye el potencial del poder ejecutivo en el legislativo al conminar a Muhammad a consultar en asamblea con los otros miembros de la Comunidad (Corán 3:159), hecho que supone la esencia de la horizontalidad del poder sancionada en la Revelación..en contraposición al posibilismo históricamente vigente que sanciona una verticalidad del poder que se encuentra también en la esencia del Califato surgido en imitación de los imperios persa y bizantino.

Según la Revelación coránica Muhammad debía ser obedecido en lo que se refiere a dirimir sobre asuntos relativos al fiqh (Corán 4:59 y 4:65), pues no había entonces ningún fiqh desarrollado ni juristas que sostuviesen el mismo durante los diez años en que Muhammad dirigió la Comunidad de Medina. Si ni el Profeta se atribuyó para si la supremacía de los gobernantes absolutos, ¿por qué si lo hicieron aquellos que aceptaron revestirse con la calidad de Califa tras su muerte?..

Daeshlandia o Ardesh, ¿una nueva nación en el orbe de la geopolítica mundial?

La bestia que surge de las entrañas del odio
La bestia que surge de las entrañas del odio organizado

Comprendida entre el noreste y el norte respectivamente de los estados de Siria e Irak, la Tierra del Daesh es el resultado de los esfuerzos del Baaz iraquí de hacer surgir un nuevo país que comprendería los mencionados territorios; Daeshlandia renunciaría a los territorios de mayoría shiíta de Irak, pero no a la totalidad de Siria ni al Kurdistán iraquí.

El Baaz iraquí utiliza a los musulmanes sunníes para nutrir su ejército daeshita o daeshí, lo hace fomentando un odio atroz hacia los musulmanes shiítas fundamentalmente, aunque también a otras minorías comunitarias o religiosas como como los kurdos, los yazidíes o los cristianos.

La cúpula político-militar daeshita o daeshí del Baaz iraquí teme la reacción de Irán..por ello ha renunciado a la conquista de los territorios iraquíes donde los musulmanes shiíes son mayoría. El odio hacia esta comunidad musulmana aparentemente irracional no lo es tanto en realidad si se observa esa reacción psicopática hacia los shiíes como la secuela psicológica de la guerra irano-iraquí de la década de los 80, pero aún más allá de esta desviación psicológica, ello es el resultado de una dinámica geopolítica que desde décadas anteriores al tiempo de esta guerra enfrentaba a Irak con Irán sin que hubiera entonces intervención alguna de los factores religiosos que hoy exacerban los ánimos de las adhesiones religiosas más extremas que geopolíticamente enfrentan hoy a shiíes con sunies,

EL sauddin

Pero este enfrentamiento aparente entre sunníes y shiíes que hoy esgrime el Daesh como excusa para favorecer sus intereses geopolíticos tiene dos sustratos psicológicos en los que se sustancia.

El primero de estos es la ideología político-religioso en la que se apoya la Casa de Saud para sustentar su poder, el wahabismo o sauddin..din de los Saud, parafraseando con todos mis respetos la alusión al din contenido en la Revelación coránica en la aleya 19 de la sura 3 (La Familia de Imrán), cuando dice:

“Ciertamente, la única religión (din) ante Dios es la autosumisión a Él”..

Ciertamente lo que los Saud entienden por “din” no es sino “su propio poder”, de ahí que cuando digo que la religión de los Saud que gobiernan en Arabia Saudí es el sauddin quiero decir con ello que su religión no es otra que la de la adoración hacia su propio poder..y esto es precisamente el islam para los Saud.

Y el segundo de estos sustratos psicológicos es el odio nazi que los daeshitas profesan hacia los musulmanes shiíes. Digo odio nazi porque el fundamento de este odio no tiene que ver exclusivamente con una cuestión geopolítica, sino que en este caso se trata de una patología fóbica hacia colectivos humanos que tiene su semejanza más paradigmática en la patología fóbica que en su grado más extremo los nazis desarrollaron hacia los judíos en los años 30 y 40 del pasado siglo.

Los nazis volcaban su patología fóbica más extrema hacia los judíos, pero no solo lo hacían hacia estos en cuanto también eran víctimas de su odio los gitanos, los eslavos, los comunistas o los homosexuales..¿les suena de algo esto en relación a las actitudes del Daesh?..

Lebensraum y Califato

Nazis y daeshitas comparten en común el odio a las minorías como fundamento de su ideario político..y en ambos casos esa patología fóbica hacia colectivos humanos minoritarios tiene que ver con la explotación de un sentimiento de superioridad que es utilizado para un fin geopolítico, la superioridad racial en el caso de los nazis y la superioridad religiosa en el caso de los daeshitas.

Los nazis utilizaban el concepto “espacio vital”, Lebensraum en alemán, para referirse a la necesidad vital que tenía el Tercer Reich de expandirse a costa del territorio de los pueblos inferiores, fundamentalmente de los eslavos, buscando durante esa expansión el exterminio de las minorías y el sometimiento de las mayorías consideradas inferiores, como era el caso de los pueblos eslavos, y los daeshitas utilizan el concepto “Califato” para referirse a la necesidad vital que tiene el Daesh de expandirse militarmente a costa de los pueblos musulmanes, exterminando a las minorías, o en ciertos casos obligándolas a someterse a su poder haciéndoles pagar un impuesto o forzándolas a la conversión a su din particular.

Nazis y daeshitas surgen del seno de culturas diferentes, de religiones diferentes, y de áreas geográficas sometidas a condicionantes económicos y geopolíticos diferentes..y a pesar de ello unos y otros están cementados, que no cimentados, por el mismo sustrato ideológico que los impele a ser paradigmas de la bestialidad humana organizada..

El Lebensraum o espacio vital al servicio de los intereses de poder de los nazis o el Califato al servicio de los intereses de poder de los daeshitas conforman ambos construcciones sociológicas derivadas de la forma en que el ser humano se organiza socialmente en los parámetros políticos y financieros. Esa forma de organización social histórica se asienta sobre determinadas premisas mentales que son las que posibilitan esa bestialidad humana organizada..

Discernamos entonces sobre si esa bestialidad organizada es consecuencia de la cultura, de la religión, de los condicionantes geopolíticos o económicos coyunturales, o si más allá de estos parámetros habrá que asumir que ello es la consecuencia inevitable de la dinámica de destrucción a la que nos impele la forma en que históricamente nos organizamos socialmente..

Daeshlandia o Ardesh, contracción del árabe Ard al-Daesh, la Tierra del Daesh, se consolidará o no como Estado en Oriente Medio, pero las causas que han motivado el surgimiento de este engendro surgido de las entrañas del odio organizado permanecerán..

Hazle un baile al Daesh

Hazle un baile al Daesh porque could go to space With the air, like I don’t care baby by the way Because I’m happy https://www.youtube.com/watch?v=R8CeURFTseU&feature=youtu.be

Hazle un baile al Daesh porque Could it be that it’s just an illusion putting me back in all his confusion? https://www.youtube.com/watch?v=pj4k0j97thM

Hazle un baile al Daesh porque It’s time to recharge my soul, I’m zipping up my boots, Going back to my roots https://www.youtube.com/watch?v=1qW9-s3ITbU

Hazle un baile al Daesh porque It might seem crazy what I’m about to say.
Sunshine: she’s here, you can take a break..

 

 

 

Desmadre a la iraní

Conmoción en las altas esferas políticas y religiosas de la República Islámica de Irán ante la publicación de unos videos donde jóvenes iraníes varones y mujeres se exhiben públicamente bailando en diversos lugares de Irán.

Después del primero de los videos las autoridades iraníes creyeron haber contenido lo que consideraron un ataque al islam..pero los videos han vuelto a repetirse, y ahora con muchos más jóvenes protagonistas que antes, y algunos no tan jóvenes..

Estos videos constituyen un desafío a la autoridad política del gobierno de Teherán y al poder de los ulemas de Qom. Al final del primero una de las protagonistas femeninas sufre inexplicables contorsiones características de la posesión demoníaca mientras emite una pavorosa y perversa risa que ha helado la sangre en las venas a los ulemas que lo han visualizado. Estos consideran que el mismísimo Saytán es el productor de ambos videos..

Teherán y Qom se ven impotentes para frenar el ataque de Saytán..¿es tan débil el islam que un simple baile puede hacer temblar sus cimientos según la percepción de los ulemas?..

https://www.youtube.com/watch?v=RYnLRf-SNxY

https://www.youtube.com/watch?v=R8CeURFTseU&feature=youtu.be