Del movimiento ciudadano de protesta al de resistencia civil

Resulta lamentable desde el punto de vista de la ética periodística que el periódico El Mundo haga brillar por su ausencia la crítica objetiva, y que en su lugar haga brillar por su visibilidad una acusación criminal de naturaleza subrepticia, como en este caso lo es la de acusar a Podemos a través del europarlamentario Pablo Iglesias y a IU a través de la diputada en la Asamblea de Madrid Tania Sánchez, de ser colaboradores de la organización terrorista ETA ver aquí.

A esta acusación criminal subrepticia lanzada por El Mundo se suma la de hace solo unos días lanzada por el periódico El País en el sentido de acusar a Podemos de financiarse a través de la actividad de asesoramiento profesional que Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y Luis Alegre prestaban al gobierno de Venezuela por medio de la fundación CEPS ver aquí.

Ambas informaciones son subrepticias, es decir, no se dice directamente que Podemos reciba financiación del gobierno venezolano, o que Podemos sea una organización política colaboradora de la estrategia ETA, sino que ambos periódicos apuntan a estas afirmaciones utilizando la sutileza del lenguaje mediático.

Otra persona que ha sido portavoz visible del movimiento ciudadano de protesta contra las medidas de injusticia social y desmantelamiento del Estado de Derecho tomadas por el ejecutivo de Mariano Rajoy, Ada Colau en el movimiento antidesahucios, ha sido también tildada de colaboradora de la organización terrorista ETA por diversos medios de comunicación y determinados sectores políticos:

Ada Colau y las personas que están en la plataforma antidesahucios han manifestado su apoyo, en determinadas ocasiones, a Bildu, a Sortu y a esos grupos que a mi modo de ver y el de muchos españoles tienen que ver con entorno de ETA (Declaraciones a Radio Nacional de la Delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, 25/03/2013)

El Movimiento 15-M ha sido también globalmente acusado de ser colaborador de la organización terrorista ETA, siempre de manera subrepticia, al igual que Podemos o el movimiento ciudadano anti desahucios visualizado en la Plataforma de Afectados por la Hipoteca o PAH.

Si antes de las elecciones europeas del 25 de mayo estas acusaciones criminales provenían de medios de comunicación que no eran los mayoritarios, a partir de estas elecciones y el éxito que no triunfo electoral de Podemos los abanderados de estas acusaciones subrepticias han pasado a ser los dos mayores periódicos de nuestro país, El País y El Mundo.

No hay acusaciones directas y con datos objetivos que avalen que Podemos esté financiada por un país extranjero como Venezuela o que Podemos sea una organización política colaboradora y por tanto al servicio de ETA, sino que estas acusaciones son cobardemente veladas y destinadas a ser insertadas en el subconsciente colectivo de la ciudadanía perceptora de la información.

Lo denunciable no es que El País o El Mundo acusen a Podemos de ser financiada por Venezuela o colaboradora de la banda terrorista ETA..sino que estas acusaciones las hagan ambos periódicos de manera subterránea y siguiendo pautas de técnicas psicológicas subliminales.

El miedo se ha insertado con fuerza en el establishment  político y financiero, y ello está dando lugar a una reacción de los hasta ahora durmientes poderes fácticos que están utilizando torpe y torticeramente a El País y a El Mundo en la certeza de que las acusaciones de ambos periódicos atribuyendo una actividad criminal a todo el movimiento de protesta ciudadana encarnado en el 15-M, la PAH, el 22-M de las marchas por la dignidad o Podemos, terminará por socavar la credibilidad y la razón basada en la intención de búsqueda de justicia social que impelió el nacimiento de todo este movimiento de protesta ciudadana.

Los poderes fácticos han despertado de su letargo impulsando a El País y a El Mundo a actuar en su nombre lanzando acusaciones subrepticias de naturaleza criminal contra Podemos y el movimiento ciudadano de protesta por los recortes sociales.

El hilo que separa la acusación subrepticia de criminalidad de la acusación directa de criminalidad sobre este movimiento ciudadano y Podemos es muy significativo del carácter de difamación de tal acusación, pues si esta se amparase en datos objetivos no existiría tal hilo.

¿O es que El País y El Mundo nos toman por imbéciles?.

La embestida de los poderes fácticos es señal de que el movimiento ciudadano de protesta está no muy lejos en el tiempo de transformarse en movimiento ciudadano de resistencia civil.

Ciertamente, el miedo sí que está cambiando de bando..

Origen y desaparición de la institución de la Banca

Hay que ser conscientes de que para repartir antes hay que articular los mecanismos político-financieros que hagan inviable la acumulación ilimitada de patrimonio, que nunca podrá limitarse por muchas leyes que se implementen si el Posibilismo permite que estas leyes sean sistemáticamente vulneradas

sedentarizacion

“El principio (arjé) de todas las cosas es lo indeterminado ápeiron. Ahora bien, allí mismo donde hay generación para las cosas, allí se produce también la destrucción, según la necesidad; en efecto, pagan las culpas unas a otras y la reparación de la injusticia, según el orden del tiempo”. (“Sobre la naturaleza”, Anaximandro, 610 a.c – 546 a.c)

Cuando el ser humano que vive aislado comienza a compartir con otro el mismo espacio vital, surgen como manifestaciones sociales una seria de pulsiones como el egoísmo, la solidaridad, o el altruismo, que potencialmente todos las llevamos con nosotros como la propensión latente a padecer determinadas enfermedades, que según se den diversos condicionantes, podemos o no desarrollar. Solo desarrollaremos unas u otras pulsiones en la medida que se den determinados factores psicosociales.

En las primeras comunidades humanas, de naturaleza nómada, funcionaba el principio de solidaridad como manifestación social propia de un tipo de vida en el cual se daban dos factores esenciales que la estimulaban; por un lado el nomadismo no permitía la acumulación ilimitada de riqueza, y por otro ese mismo tipo de vida estimulaba la necesidad de la ayuda mutua como elemento imprescindible para la supervivencia.

Con el paso del nomadismo a la sedentarización el primer factor experimentó un cambio revolucionario al implementarse el posibilismo que iba a hacer viable la acumulación ilimitada de patrimonio, aunque no así el segundo, aun manteniendo su condición de necesidad vital, se fue debilitando en paralelo a que se desarrollaba el urbanismo.

Piezas de oro y plata cuantificadas al peso comenzaron a sustituir poco a poco a las  cabezas de ganado como símbolo principal de riqueza, principalmente en aquellas áreas en las que la eclosión del desarrollo urbano favorecía el surgimiento de nuevas formas económicas basadas en intercambios en los que el trueque de bienes comenzaba a complementarse con la compra-venta de bienes por medio de piezas de oro o plata al peso.

Esto es importante para poder visualizar cómo se va trasformando el concepto de economía con la aparición de las primeras sociedades urbanas: El intercambio de bienes por bienes propio de la sociedad nómada se amplía ahora con la aparición de un nuevo concepto propio de la sociedad sedentaria, el de compra-venta de bienes por medio de piezas al peso de materiales preciosos difícilmente asequibles.

Hablo de ampliación del concepto de economía, pues es obvio que el trueque nunca llegó a desaparecer totalmente con la aparición de la compra-venta, pues solo ocurrió que ambas praxis comenzaron a complementarse.

Aparición de los primeros banqueros

Según los datos arqueológicos e históricos disponibles a día de hoy, el paso de piezas a peso de oro y plata cuantificadas al peso a piezas de estos mismos materiales preciosos cuantificadas de acuerdo a un valor metálico establecido con criterios de mercado, se produjo en Lidia, Asia Menor, hacia el siglo VII o VI a.C., en base al criterio mayormente aceptado entre los especialistas de la arqueología y la historia, sin que la mayor o menor veracidad de esta afirmación sea objeto de este artículo.

Fueron los templos las primeras instituciones encargadas de controlar los flujos económicos a través del control de la producción de polvo de oro o plata y de las piezas al peso de estos mismos materiales preciosos, lo que les capacitó a su vez para que la aristocracia o los personajes acaudalados de la sociedad depositasen en ellos su patrimonio en oro o en plata.

Los templos fueron por tal razón entidades prestamistas a la vez que usureras.

Pero con la transformación de las piezas de oro y plata al peso en monedas con valor metálico, surgió un tipo de artesano que empezó a hacer la competencia al templo, el orfebre.

Los orfebres que elaboraban las monedas de oro y plata hacían de almacenadores de piezas en bruto de estos materiales preciosos que luego trabajan hasta convertirlos en piezas con valor monetario de mercado, pero también hacían de depositarios y custodios de las monedas que poseían los potentados, y que las utilizaban como instrumentos de compra-venta de bienes  que permitían prescindir del trueque, es decir, del intercambio de bienes por bienes.

Los potentados dejaban sus monedas en manos de los orfebres, muchas veces elaboradas por ellos mismos, para que estos se encargasen de su custodia, y prevenirse así de los robos en sus residencias personales.

Con el tiempo los orfebres comenzaron a cobrar una comisión por su labor de hacer de depositarios y custodios de dichas monedas, y más tarde comenzaron incluso a emitir unos recibos en papel para que los potentados pudieran viajar sin la necesidad de llevar consigo en efectivo grandes cantidades de monedas. Estos papeles se podían intercambiar por su valor estipulado en monedas ante otros orfebres, y esta práctica derivó en especulación cuando los orfebres comenzaron a emitir recibos con un valor monetario superior al que realmente habían dejado en depósito los potentados.

A cambio los potentados aceptaban que los orfebres les devolviesen su dinero en un tiempo más amplio y de manera fraccionada, de tal manera que a su vez los orfebres podían contar con estos depósitos de monedas para hacer especulaciones monetarias en los mercados donde se realizaban las transacciones de bienes.

Este mecanismo financiero ideado por los orfebres terminó dando lugar al papel moneda y a derivados especulativos como son las diversas formas de los títulos de créditos.

Estos mecanismos financieros fueron posteriormente perfeccionados en Europa por la Orden del Temple, que utilizaban sus casas durante las cruzadas como almacenes de depósitos para custodiar y gestionar los enormes recursos que desde Europa se enviaban a Palestina con la finalidad de sostener las campañas militares que los cruzados emprendían contra los musulmanes.

Con ocasión de todo este movimiento de personas de la nobleza que se embarcaban para participar en campañas militares en el levante mediterráneo, los templarios ofrecían servicios bancarios a sus aristocráticos hermanos de armas, de tal modo que el espíritu corporativista que impregnaba a los guerreros cristianos europeos que enfervorecidos viajaban a Tierra Santa comenzó a generar un nuevo tipo de institución al margen de la de los orfebres que ofrecía servicios de guarda y custodia de recursos monetarios.

Se originó así un incipiente sistema bancario que se ofrecía como el más seguro para hacer de depósito de bienes monetarios, así como de emisión de cartas de valor, e incluso ya de prestamista, superando a los orfebres en seguridad y eficacia en estas labores financieras.

El origen del sistema 

Todas las estructuras políticas y económicas del mundo se yerguen pues a partir del acto de poner en depósito y custodia el patrimonio que sirve para la obtención de bienes, ya sea mediante el trueque o mediante la compra-venta.

Los templos, las casas del orfebre, las casas del Temple, o más modernamente los bancos propiamente dichos han ido conformando históricamente las instituciones que han servido para hacer de depositarias y custodias ya sea de piezas de oro o plata al peso, o ya sea de monedas o cartas con valor monetario.

 A partir de este hecho tan concreto se levanta toda una estructura política, económica y financiara que ha venido históricamente a conformar nuestra realidad como sociedad humana, de tal modo que el sistema está sustentado sobre una única premisa, la de depositar y poner a custodia el dinero en una institución de carácter bancario que funciona al margen del control estrictamente comunitario y por lo tanto local.

De ahí la lógica de que poniendo la capacidad de depósito y custodia del dinero en manos de las corporaciones locales se derrumbe el histórico sistema que nos domina y se pueda levantar otro sistema sobre premisas mentales diferentes a las ya asumidas en nuestro subconsciente como insustituibles.

Asgerialización como fusión de corporación local y función básica bancaria

La asgerialización deriva de la dinámica de fusionar la corporación local con la función básica de la banca de hacer de depósito y custodia del dinero, de modo que al realizar dicha función surja una nueva entidad político-financiera que se va a denominar asamblea de gestión solidaria o asgeria como acrónimo.

Las asgerias resultantes de esta fusión no tienen por si solas capacidad para  generar bienes y servicios, ni para implementar políticas efectivas de justicia social que lleguen de manera efectiva, más allá de todo utopía, a los ciudadanos que constituyen la base social de esta nueva forma de organización social. Por ello es imprescindible que las asgerias federen todos los recursos financieros que ahora ellas controlan..

Las asgerias controlan todos los recursos financieros en el nivel local, pero necesitan federarlos obligatoriamente para poder sustentar el principio de solidaridad que hace que funcionen las sociedades complejas. Las sinapsis neuronales constituyen la alegoría perfecta, obviamente según mi pensamiento, del nuevo paradigma político-económico postulado, donde las neuronas conformarían en forma alegórica las asgerias, y los fondos comunes que se generan a consecuencia de la federación de todos los recursos financieros controlados por las asgerias conforman los axones..

Es esta federación de los recursos financieros la que teje las redes de interdependencia mutua que posibilita la construcción viable de un modo de organización social alternativo al representado por el nefasto binomio Banca-Estado que históricamente domina el viejo régimen. Y a su vez es esta sinapsis entre las asgerias la que también va a configurar el Posibilismo que se postula para el nuevo paradigma político-económico.

Demoler el Bancarismo como una necesidad humana

En la cosmovisión dominante en el viejo régimen que aún pervive, el Bancarismo se yergue como el motor que impulsa todas las formas político-económicas que sustancian la organización social humana, pero ahora más allá de la nacionalización o privatización de la Banca lo que se propone es edificar a partir de la dinámica de la asgerización, es decir, de la fusión de los ayuntamientos con la función básica bancaria de hacer de depositaria y custodia del dinero.

La institución bancaria conforma el reflejo del espíritu humano de codicia, no es pues la consecuencia indefectible de la necesidad humana de organizarse en sociedades complejas, sino que lo es de materializar el deseo humano de acumulación de riquezas en sociedades complejas. Sin proponerse la derogación de todos los mecanismos económico-financieros que permiten la acumulación ilimitada de riqueza no se pueden sentar los cimientos para la implementación de una sociedad de cooperación basada en la justicia social.

Esta afirmación se alza obviamente en contra de nuestra inteligencia genética, aquella que durante incontables generaciones se ha ido acumulando en nuestras neuronas y que es el resultado de la expresión racional de nuestra memoria atávica, pero esta inteligencia genética es la que nos hace razonar equivocadamente que es posible alterar los fundamentos de la injusticia para mutarlos en fundamentos de justicia social sin tocar el “Posibilismo” que hace viable la existencia de esa injusticia. Pero no es posible alterar los fundamentos de la injusticia que asola a la humanidad sin que previamente se cambien las premisas que han de sustentar el Posibilismo.

El Posibilismo vigente basado en todo la estructura política y financiera edificada a partir del otorgamiento a la institución de la Banca de la función legal de hacer de depositaria y custodia del dinero, debe ser demolido a través del mecanismo de traspasar dicha función a las corporaciones locales.

La bondad humana, las buenas intenciones, los deseos de implementar la justicia social desde el control democrático de los resortes del poder, no sirven para consolidar su propósito si todas estas manifestaciones loables del espíritu humano se intentan materializar desde el “Posibilismo” vigente. La historia humana ha demostrado de manera inequívoca que todos los revolucionarios cuando toman el poder acaban por convertirse en la casta corrupta y criminal que ellos antes denunciaron y combatieron.

¿Por qué ocurre esta constante en la historia humana?..porque se intenta implementar la justicia social aceptando la indefectibilidad del “Posibilismo” vigente, o sea, de la institución de la Banca, pues de nuestra memoria atávica solo extraemos la idea de que no es posible una forma de organización social que prescinda de estructuras bancarias públicas o privadas.

Para ir más allá de los inconscientes impulsos de nuestra memoria atávica, si es que realmente deseamos hacerlo, es imprescindibles fijar nuestra atención en lo que hay de esencial en nuestro nefasto Posibilismo histórico, y poder visualizar a través de este mecanismo mental que lo que hay de más básico en la institución de la Banca no es otra cosa que la necesidad de depositar y custodiar nuestro dinero más allá de nuestros colchones o de los ladrillos de los suelos de nuestras casas.

Un mundo sin Banca es perfectamente posible si está en nuestra voluntad prescindir de esta nefasta institución atávica.

La raíz de los desajustes económicos mundiales

El éxodo de seres humanos hacia países de economía desarrollada tiene sus causas profundas en la estructura geopolítica y económica mundial,  que indefectiblemente hunde sus raíces en la estructura del dinero que viene condicionada por la institución de la Banca.

Los niveles de justicia social que indudablemente imperan en determinados países del planeta no pueden ser disociados de la terrible realidad de miseria que asola a la mayoría de poblaciones de ese mismo planeta. Quiero decir que para juzgar las consecuencias reales generadas por el sistema que constituye nuestra forma de organización social debemos analizar el todo, y no solo una parte, como muchas veces egoístamente hacemos.

La miseria a la que el sistema, el Bancarismo, condena a miles de millones de seres humanos no se ve compensada por la opulencia en la que puedan vivir otros cientos o miles de millones de seres humanos, y esta es una evidencia que no podemos obviar a la hora de hacer un análisis objetivo sobre la realidad económica y política que como seres humanos compartidores de este planeta nos toca vivir.

Es una infamia ante la evidente realidad alabar el sistema porque en este o en aquel país se tengan unos elevados niveles de vida, pues la realidad de una parte no debe ocultar la realidad del todo.

Si no cambiamos nuestras premisas mentales la realidad de los inmensos desajustes políticos y económicos que asolan nuestro mundo no podrá ser nunca transmutada. La justicia social por la que muchos abogan no podrá nunca edificarse sobre el hedor de las estructuras sociológicas vigentes que se articulan en torno a la Banca y el Estado, por lo que su deconstrucción es requisito indispensable.

Deconstruirlos es necesario para tomar lo esencial de ambos y unificarlo, y a partir de ello conformar un nuevo pilar sobre el que edificar otra forma de organización social que permita la implementación de un Posibilismo que haga viable la justicia social y que haga imposible que los intereses que se mueven en torno a los poderes financieros mundiales promuevan guerras por todo el mundo.

La institución de la Banca con el Posibilismo que lleva asociado es la auténtica responsable de todos los inmensos desajustes políticos y económicos que asolan a inmensas poblaciones mundiales, por lo que no basta identificarla como el origen de la injusticia planetaria como muchos ya hacen, sino que habiéndola identificado como tal lo que procede no es otra cosa más que su disolución.

El problema es que la limitación de la mente humana, encasillada irremediablemente dentro de los límites sobre los que el sistema permite discurrir, no parece permitir concebir una sociedad humana compleja que pueda funcionar sin bancos..para la mente humana esto es simplemente inconcebible, y por lo tanto ni siquiera se plantea la viabilidad de una posibilidad semejante.

Obviamente, razonamos por inercia que no hay alternativa viable al Estado y la Banca que pudiera hacerse efectiva más allá del pensamiento utópico en una sociedad conformada sobre estructuras organizativas complejas, y que tiene que articular mecanismos en los planos políticos y financieros para poblaciones de miles de millones de seres humanos, pero la alternativa a la geopolítica mundial que delimitan el Estado y la Banca es claramente perceptible si es que de veras quiere verse..

Conclusión

Es esencial que la sociedad postulada se adapte a la necesidad de implementar un Posibilismo que impida la acumulación ilimitada de patrimonio, y es de esta necesidad antropológica de donde surge la idea de disolver la institución de la Banca a través de la dinámica de arrebatarle su facultad para hacer de depositaria y custodia del dinero y traspasársela a las corporaciones locales.

Hay que ser conscientes de que para repartir antes hay que articular los mecanismos políticos-financieros que hagan inviable la acumulación ilimitada de patrimonio, que nunca podrá limitarse por muchas leyes que se implementen si el Posibilismo permite que estas leyes sean sistemáticamente vulneradas.

El Posibilismo permite que exista la institución de la Banca, y la institución de la Banca permite que se acumule riqueza de manera ilimitada en muy pocas manos, privando de esta manera a la inmensa mayoría de la gente de poder disponer de medios básicos que permitan su subsistencia. Esta privación es la causante a su vez de los inmensos desajustes económicos y políticos que ahogan a la subespecie humana en miseria, guerras, e injusticias de todo tipo.

¿No debe ser entonces disuelta la Banca para que este indiscutible ahogamiento que sufre la humanidad deje de perpetuarse?..

Abriendo los símbolos y los grados 13 y 33 de la masonería

El asunto está en aquello en que centramos nuestra atención. Los números 33 o 13 no significan nada, solo son el velo que oculta un simbolismo. La atención debe fijarse entonces en aquello que se entrevé hay tras el velo, no en el velo mismo

Washington como Zeus Olímpico
Washington como Zeus Olímpico

En un principio el símbolo masónico por excelencia se componía solo de la “Escuadra” y el “Compás”, no tenía la “G”.

La simbología del “Compás” tiene fundamento solar, y fue tomada del Sol Egipcio:

solegipcio

El Sol se simboliza en el circulito que hay sobre las patas del “Compás”, y en sus propias patas, que alegorizaban los rayos solares. La “Escuadra” y el “Compás” siempre han simbolizado dos aspectos solares  de lo que en la masonería se denomina Gran Arquitecto del Universo.

Fue posteriormente cuando se añadió la “G” como tercer aspecto solar, que hasta ese momento estaba asociado al símbolo del “Compás”, es decir, el significado de “G” que luego explicaré, se incluía dentro de la representación de ese “Compás”, hasta que se disoció de este.

Cuando queda definitivamente conformado el símbolo masón por excelencia:

Alegorizando el Templo de Solomon
Alegorizando el Templo de Solomon

Se distinguen tres símbolos que adquieren la forma alegórica de tres manifestaciones solares del Gran Arquitecto del Universo.

 La figura del “Compás” de la que ya dije que deriva del Sol Egipcio alude al concepto griego de “Omphalos” que significa “ombligo”. En Delfos, Zeus dejó una piedra llamada “Omphalos” que identificaba a este lugar como “el centro del mundo”, de ahí la razón de que se levantase en ese lugar el famoso “Oráculo de Delfos”, según la mitología griega.

A partir de este punto podemos ver cómo se va estableciendo una relación psíquica que va concatenando un concepto con otro hasta conformar el conjunto de lo que hoy en día es el símbolo de la masonería más conocido a nivel popular.

Podemos visualizar primero como es que las cosmogonías místicas cristianas medievales identificaban a Jerusalén, lugar de ubicación del “Templo de Solomon”, como el “centro espiritual del mundo”, y como la mística hindú hace  una identificación del Sol con el “Centro del Universo” ubicado en el ombligo cósmico a partir del cual el Brahman genera y expande toda la existencia.

Luego visualizamos como del círculo del “Compás” surge una primera pata que se apoya sobre un punto fijo para simbolizar el “Omphalos”, el centro cósmico espiritual, y como a partir de este punto fijo, el “Compás” extiende su segunda pata para dibujar alegóricamente el concepto de generación y expansión de toda la existencia.

Es por ello que el “Omphalos” y el Brahman del universo en la mente de los masones conforma el ombligo del mundo que se va a manifestar como mantra cósmico.

Desencriptando la simbología de la masonería

Los símbolos solo tienen el significado que sus creadores le quisieron otorgar cuando los elaboraron. La masonería se conforma de sociedades estúpidamente secretas y ocultistas.

Entre sus símbolos más conocidos están los de los números 33 y 13, y sobre todo el triple signo que conforma su emblema más famoso, el compuesto por la Escuadra, el Compás, y en medio de ambos la letra “G”.

El siguiente análisis descripta todos estos símbolos, contextualizándolos en parámetros psicológicos bastante simples.

La teórica incomprensibilidad de la simbología masónica solo es una ficción que los masones se han ocupado de airear como manifestación identitaria de su supuesta gran sabiduría espiritual y conocimiento de los secretos más profundos de la naturaleza.

Todo no más que un velo para esconder una ególatra fantochada..

Simbología del grado 33 en el Rito Escocés

El grado 33 alegoriza entre los masones a la serpiente como visualización arquetípica de los conocimientos más profundos accesibles a la inteligencia humana. Es aludida arquetípicamente en la columna vertebral del ser humano, la cual está conformada generalmente por 33 vertebras y tiene forma sinuosa, como de una serpiente que se desplaza.

La serpiente enroscada en una vara es el símbolo de la sabiduría, atribuida por los antiguos griegos a Asclepios, que a su vez es una personificación del arquitecto, medico, y sabio egipcio Imhotep, inventor de la primera pirámide, la Escalonada de Sakkara o del Faraón Zoser.

Imhotep fue el primer gran arquitecto universal, todo un símbolo para la masonería que le atribuye a este personaje un extraordinario conocimiento sobre los secretos de la naturaleza y la realidad de lo oculto. El grado 33 es por tanto una alusión al máximo grado de sabiduría dentro de la masonería según lo entiende el Ritual masónico Escocés, una alusión al maestro Imhotep, a través de su emblema como Asclepios, la serpiente enroscada en una vara, simbolizada en las 33 vertebras que conforman una columna vertebral humana.

Los griegos lo consideraban el dios de la medicina y poseedor del don de la curación, y de los secretos de las plantas y la naturaleza. Es por tanto manifestación de la Sabiduría espiritual, el conocimiento, y el don de la sanación.

Simbología del grado 13 en el Rito de York

En cuanto al otro número que implica el grado máximo en la masonería, el grado 13 según el Rito de York, su simbología hay que buscarla en el posicionamiento de Zeus por encima de las 12 divinidades que conformaban su cortejo en el panteón olímpico, una representación de la cual se puede observar en el  friso este del Partenón donde aparecen sentados en taburetes las doce divinidades olímpicas mientras Zeus lo hace sobre su trono.

Zeus se posiciona entonces como el dios número 13 en la simbología masónica, como alegoría del máximo grado de conocimiento y sabiduría espiritual dentro del Rito masónico de York.

El grado 13 se alegoriza también en la pirámide inacabada de 13 niveles de bloques coronada por el Gran Ojo que todo lo ve impresa en el reverso del billete de dólar estadounidense. El mismo George Washington tiene una estatua en la que aparece personificado como Zeus Olímpico en el Capitolio washingtoniano. (Ver imagen de cabecera)

La personificación del mito

El asunto está en aquello en que centramos nuestra atención. Los números 33 o 13 no significan nada, solo son el velo que oculta un simbolismo. La atención debe fijarse entonces en aquello que se entrevé hay tras el velo, no en el velo mismo.

Tanto los números 33 como el 13 se encuadran en el contexto de los rituales masónicos Escocés y de York respectivamente, y ambos aluden al grado supremo alcanzable por los maestres pertenecientes a cada Rito. Podemos comenzar entonces por definir que un rito es en antropología la celebración de un mito, por lo que se hace necesario conocer cual es ese mito que sustancia el ritual. A continuación se debe comprender que de la celebración de ese mito se puede inferir una personificación del mismo.

Los masones creen en un Principio Creador al que denominan “Gran Arquitecto del Universo”. Los grados supremos de sus ritos principales, el 33 y el 13, deben estar pues relacionados con arquetipos del gran constructor.

Imhotep como inventor y constructor de la primera pirámide y Zeus como el ordenante de la construcción de las mansiones del Olimpo constituyen el arquetipo del mito, el cual resulta personificado en aquellas personas que entre los masones acceden a los grados supremos de sus jerarquías dentro de los ritos Escocés y de York, respectivamente el “grado 33” y el “grado 13”.

Cualquiera de las personas que acceden a estos grados se sienten los depositarios de los mayores niveles de conocimiento, sabiduría espiritual, y del don de la sanación de las almas. Están por otro lado al servicio de su “Gran Arquitecto del Universo” en su misión redentora de terminar una obra inacabada, perfectamente visualizada en la pirámide de 13 niveles coronada por el Gran Ojo dibujada en el reverso del dólar estadounidense, como ya se ha mencionado.

Simbología de la G

En la psicología masónica la Luz se identifica con el concepto de “iluminación espiritual”, de la salida de las tinieblas de la ignorancia, es por ello que la “G” alegoriza esa luz. En la intención del masón está pues el adquirir lo alegorizado en “G”, conocimiento iniciático alegorizado en la luz del Sol.

El conocimiento es como una melodía cósmica..

Las siete notas musicales derivan del primer verso del Himno a San Juan Bautista, escrito por Pablo el Diácono en el siglo VIII. La anotación musical anglosajona comienza por la nota “la”, tenemos entonces que: A = la, B = si, C = do, D = re, E = mi, F = fa, G = sol. En latín se llamaba Sol a la divinidad que representaba este astro.

G = Sol..

En el primer verso del Himno a San Juan Bautista, “Sol” simboliza la frase “Solve polluti” en latín, que en castellano se traduce como “perdona la falta”..

La “G” masónica simboliza el deseo del masón de obtener “conocimiento iniciático”, deseo que este alegoriza en la “Luz del Sol” representada por esa letra como nota musical “Sol”. Para ello el masón pide al Gran Arquitecto del Universo que le perdone su falta..”Solve polutti”..

“G” es el “Sol Invictus” que se alegoriza en la renacida luz del Sol que comienza a imponerse sobre las tinieblas. Es el “Sol Invictus” cuya luminosidad ilumina el entendimiento del masón a través del conocimiento iniciático para de esta manera llevarle de las tinieblas de la ignorancia a la luz del conocimiento.

“G” es como la “Salida del alma a la luz del día” cuyo camino se indica en las fórmulas de invocación contenidas en el traducido como“Libro egipcio de los muertos”..

“Perdona mi falta y otórgame conocimiento iniciático” = G

La G es uno de los tres símbolos del emblema masónico que además conforman el Compás y la Escuadra.

¿Qué relación tiene este símbolo masónico con el “Templo de Solomon”?

Si “G” es el “Sol Invictus” que otorga conocimiento iniciático y hace salir mediante la melódica luminosidad de este al masón de las tinieblas de la ignorancia para posicionarse en la luz del conocimiento..¿que alegorizan entonces la Escuadra y el Compás que conforman este signo?..

En principio decir que los tres símbolos que lo construyen son tres manifestaciones solares del Gran Arquitecto del Universo. Esta triple construcción alegórica alude al Templo de Solomon..Templo de Sol-Om-On.

Templo de Sol (G) – Om (Brahman como Principio de lo Absoluto) – On (dios solar egipcio). Un concepto latino, uno sánscrito, y otro copto antiguo.

La concepción de On como divinidad solar egipcia la toman los masones de dos pasajes del Génesis contenida en la historia de José (Génesis 41:45 y Génesis 41:50). “On” Es el nombre egipcio de la ciudad santa de Heliópolis (la ciudad del dios Sol).

Los ideólogos masones que alegorizaron esta simbología de la triple manifestación solar del Gran Arquitecto del Universo consideraron que el “On” del Génesis era una contracción del dios egipcio Amón, “El Oculto”, que llegó a fusionarse con el dios solar por excelencia, “Ra”, llegando a ser conocido durante el Imperio nuevo como “Amón-Ra.

“El templo de Solomon” es la representación de la triple manifestación solar del Gran Arquitecto del Universo, ”El Templo de Sol(G)-Om(Brahman)-On(Amón-Ra en primera instancia)”.

Simbología del Compás y la Escuadra

El compás alude a un principio aritmético procedente del pensamiento hindú, relativo a la visualización de la polarización de la unidad como “Generadora” del universo (Om).

La escuadra es un símbolo de Maat (hija de Amón-Ra, On), divinidad egipcia que alegorizaba la armonía y el equilibrio cósmico, así como las exigencias morales que se han de sustentar en ese ese equilibrio y armonía cósmica. Es hija de Amón-Ra, el Demiurgo, que no genera, pero si impele al Universo a moverse. Maat, su hija, hace que ese movimiento cósmico se realice en equilibrio y armonía..

Tenemos entonces:

  • “G” (Sol, Sol Invictus – en su vertiente de “iluminadora” del entendimiento del masón)
  • “Compás” (Om, Brahman – en su vertiente de “generador” del universo)
  • “Escuadra” (On, Maat – en su vertiente de impulsora del sostenimiento en equilibrio del universo)

Sol-Om-On = Iluminación-Generación-Armonía =  G-Compás-Escuadra = Templo de Solomon.

El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo

Maat es la “Hija de On”, la hija de esa personificación solar del Gran Arquitecto del Universo. Maat, la “Hija de On”, se alegoriza en la escuadra, símbolo de la armonía y equilibrio del orden cósmico. La personificación solar de “On” se equipara entonces al concepto de “Hijo” en esta alegoría masónica de la Unidad Cósmica.

Tenemos entonces:

El Padre o Sol Invictus (G-Sol)

  • El Espíritu Santo o Brahman (Compás-Om)
  • El Hijo o Maat (Escuadra-On)

Hay que tener en cuenta que la masonería surgió en un entorno cristiano europeo. Conceptos masónicos como:

El Templo de Sol-om-on

  1. El triple signo masón de la G, el compás, y la escuadra
  2. El Sol Invictus, el Brahman y el Maat
  3. El Padre, el Espíritu Santo y el Hijo
  4. El Sol, el Om y el On
  5. Las tres personificaciones solares del Gran Arquitecto del Universo
  6. Los Tres Constructores Primordiales

No son en realidad más que diferentes formas de la Trinidad cristiana.

La armonía y el equilibrio cósmico representado por Maat a través del símbolo de la Escuadra se manifiesta en la vida humana como reflejo del concepto de Justicia .

De tal modo que Iluminación (G-Sol), Generación (Compás-Om) y Armonía (Escuadra-On), pasan a ser también ante el masón: Iluminación (G-Sol), Generación (Compás-Om) y Justicia (Escuadra-On).

Sol-Om-On como acorde musical cósmico

La simbología masónica de la G, la Escuadra y el Compás representan entonces el nombre de Solomon.

  • G, Sol Invictus – Sol
  • Escuadra, Brahman – Om
  • Compás, Maat – On

Pero este nombre está compuesto por sonidos musicales: Sol, Om (mantra dhármico que simboliza a Brahman) y On (sonido en búsqueda de la armonía cósmica representada por Maat).

No se conoce la escala de anotación musical del antiguo Egipto, pero si que esta tenía que ver con la diosa Maat, por su representación de la armonía cósmica. “On” simboliza entonces una anotación musical egipcia que representa la búsqueda de la armonía con el cosmos.

Tenemos así que este ingenioso símbolo masónico se compone en realidad de tres anotaciones musicales: Sol-Om-On, constituyendo entonces la representación alegórica de una melodía cósmica.

Musicalmente el símbolo masónico de Sol-Om-On constituye una Tríada, tres notas musicales superpuestas armónicamente que conforman un acorde. La “G”, el “Compás” y la “Escuadra” conforman entonces un acorde musical de tres notas.

Iluminación-Generación-Armonía/Justicia..el acorde musical cósmico de tres notas que alegoriza la unión del ser humano con el Gran Arquitecto del Universo.

Alegorías apocalípticas V, los dos mesías

Alguno de estos movimientos fue manipulado por Saulo de Tarso, paganizándolo, y dando con ello origen al cristianismo helenizado que con el tiempo derivaría en la formación de imperialismos europeos. El hagiógrafo aludió metafóricamente al Mesías verdadero que se contrapuso al Mesías blasfemo

alegorías

La antigua teología judía guardaba el conocimiento acerca de la realidad de un Mesías dual, manifestada en la idealización de un Mesías real y de otro Mesías sacerdotal.

Esta dualidad teológica se debía a que los hebreos discrepaban acerca del carácter del con el cual debía revestirse aquel sobre quien debía recaer la investidura divina que le legitimaría como líder aceptado por todas las sectas judías. Para unos el Mesías debiera ostentar el carácter de un rey y un guerrero, mientras que para otros el carácter del Mesías habría de ser el de un sacerdote y maestro del espíritu.

El Mesías de la Casa de David lo sería de lo primero, y el Mesías de la Casa de Aarón lo sería de lo segundo.

Esta ancestral creencia judía pudo haber tenido su reflejo en los movimientos mesiánicos que afloraron en el siglo I entre la sociedad judía sometida al Imperio Romano. Alguno de estos movimientos fue manipulado por Saulo de Tarsos, paganizándolo, y dando con ello origen al cristianismo helenizado que con el tiempo derivaría en la formación de imperialismos europeos. El hagiógrafo del Apocalipsis aludió metafóricamente al Mesías verdadero que se contrapuso al Mesías blasfemo encumbrado por Pablo de Tarsos..

Apocalipsis 14:1-5

Seguí mirando, y había un Cordero, que estaba en pie sobre el monte Sión, y con él 144.000, que llevaban escrito en la frente el nombre del Cordero y el nombre de su Padre. (Apocalipsis 14:1)

El hagiógrafo cambia ahora la dinámica de la alocución que se refleja en Apocalipsis 13, y comienza a hablar ahora sobre otro hombre cuya naturaleza es contraria a la ignominiosa que el percibe en la primera y la segunda Bestia.

Lo describe con pocos seguidores con rostros rebosantes de fe en el auténtico profeta de dios, al que se refiere como el Cordero y como verdadero hijo de dios.

La alusión al concepto Hijo de Dios no era desconocida para los judíos antes de la época en que la tradición supone que vivió Jesús. Pero tanto en la literatura judía veterotestamentaria como en la de Qumrán, el apelativo de Hijo de Dios era usado en forma figurativa para señalar al Mesías, nunca para conceptualizar una filiación divina en sentido físico entre el Mesías y dios.

Las referencias contenidas en el libro de Salmos en torno a la paternidad divina del rey David así lo constatan.

Hijo de Dios y Mesías aludían a conceptos figurados que en la mente de los judíos del siglo I remitían a la idea de un mismo personaje. Este debía presentarse como heredero legitimo de la Casa de Aarón o de la de David, para convertirse en el líder que reiniciase el poderío de una u otra y liberarse a su pueblo del dominio romano.

Pablo alteró esta percepción helenizándola, revistiendo al concepto judío de Hijo de Dios de la visión griega que imaginaba a sus dioses concibiendo hijos con humanos.

Para más información sobre este asunto véase aquí.

  • “…Vi a otro hombre que predicaba con humildad y veracidad…y en torno suyo solo una docena de elegidos, con sus rostros rebosantes de devoción por el verdadero profeta hijo de dios (hijo de dios = Mesías)…”

Y oí un ruido que venía del cielo, como el ruido de grandes aguas o el fragor de un gran trueno; y el ruido que oía era como de citaristas que tocaran sus cítaras. (Apocalipsis 14:2)

El hagiógrafo se emociona al hablar de las palabras que salían por la boca de este otro hombre, el verdadero profeta de dios.

Describe las palabras de este Cordero en forma de hermosa poesía,  recreando el poder de un mensaje que percibe como sublime y emocionante, que por su belleza y veracidad solo puede proceder del cielo..

  • “Le escuché hablar…y su voz era grata para los oídos…y sus palabras un regalo para los corazones…”

Cantan un cántico nuevo delante del trono y delante de los cuatro Vivientes y de los Ancianos. Y nadie podía aprender el cántico, fuera de los 144.000 rescatados de la tierra. (Apocalipsis 14:3)

El mensaje del Cordero es nuevo en la percepción del hagiógrafo, y pese a conmover a ángeles y a dios, dice que este mensaje era imperceptible para todos los que le escuchaban salvo para aquellos doce elegidos..

Según se desprende de su alocución del hagiógrafo, la inmensa mayoría siguió con devoción al predicador blasfemo, la Bestia, en lugar de hacerlo a este verdadero profeta de dios, el Cordero..

  •  “La fuerza y la devoción con la que hablaba el Cordero conmovían a dios y a sus ángeles…y la pureza de su mensaje solo era comprendida por estos doce elegidos, quienes habían escapado de haber caído en el engaño de las apariencias mundanas…”

Estos son los que no se mancharon con mujeres, pues son vírgenes. Estos siguen al Cordero a dondequiera que vaya, y han sido rescatados de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero, (Apocalipsis 14:4)

Cuando el hagiógrafo utiliza la frase son los que no se mancharon con mujeres, pues son vírgenes” alude veladamente al poder de seducción del predicador blasfemo, la Bestia, seducción que no consiguió atrapar a estos doce seguidores del Cordero, como si se veían atrapabados por otro lado por el inmenso poder de seducción de la Bestia otros muchos que a esta seguían, hecho al que se refiere como “han sido rescatados de entre los hombres“, es decir, liberados de caer en la trampa de la impía seducción del predicador blasfemo..

  • “Porque ellos fueron aquellos que no se habían dejado atrapar por el irresistible poder de seducción del predicador blasfemo…ellos eran los que tenían la guía del espíritu del verdadero profeta de dios…”

y en su boca no se encontró mentira: no tienen tacha. (Apocalipsis 14:5)

Halaba la pureza de los seguidores del Cordero, de los que dicen que eran veraces e inmaculados.

  • “Y ellos eran los auténticos portadores de su palabra…y de su boca no salían blasfemias…eran inmaculados…”

Alegorías apocalípticas IV, la Bestia desvela su nombre en el 666 de Apocalipsis 13

aprovechando esa seducción conmina a las gentes a que hagan una imagen en honor a la Bestia, de la que recalca que a pesar de haber tenido una herida de espada había revivido. Este énfasis del hagiógrafo resaltando esa característica oculta una alusión velada a la crucifixión y la resurrección

alegorías

Apocalipsis 13: 14-18

y seduce a los habitantes de la tierra con las señales que le ha sido concedido obrar al servicio de la Bestia, diciendo a los habitantes de la tierra que hagan una imagen en honor de la Bestia que, teniendo la herida de la espada, revivió. (Apocalipsis 13:14)

El hagiógrafo sigue relatando como la segunda Bestia, San pablo, seduce a cuantos la escuchan rememorando el listado de los milagros de los que se vanagloriaba haber realizado en nombre de la primera Bestia, Cristo, y aprovechando esa seducción conmina a las gentes a que hagan una imagen en honor a la primera Bestia, de la que recalca que a pesar de haber tenido una herida de espada había revivido (que hagan una imagen en honor de la Bestia que, teniendo la herida de la espada, revivió).

Este énfasis del hagiógrafo resaltando esa característica de la primera Bestia oculta una alusión velada a la crucifixión y la resurrección.

Unamos ahora este versículo 14 al versículo 10:

«El que a la cárcel, a la cárcel ha de ir; el que ha de morir a espada, a espada ha de morir». Aquí se requiere la paciencia y la fe de los santos. (Apocalipsis 13:10)

y seduce a los habitantes de la tierra con las señales que le ha sido concedido obrar al servicio de la Bestia, diciendo a los habitantes de la tierra que hagan una imagen en honor de la Bestia que, teniendo la herida de la espada, revivió. (Apocalipsis 13:14)

Tomado el versículo 10 por separado nos habla del castigo y el destino de los que desobedecen la ley de dios..pero comprendiéndolo dentro de un contexto plagado de velos y mensajes ocultos destinados a distorsionar la significación literal de los conceptos utilizados por el hagiógrafo, la alusión a la cárcel y la espada lo que hacen es velar el relato evangélico del proceso judicial en el que Cristo de vio inmerso..y en el que intervino también el personaje conocido como Bar Abbá.

Si el destino de Jesucristo hubiera sido ir a la cárcel a la cárcel hubiera ido..pero su destino era morir en la cruz, por ello lo de que “el que ha de morir a espada, a espada ha de morir”..

La herida mortal de espada que tenía la Bestia y pese a lo cual revivió..oculta una referencia a la crucifixión de Jesucristo y su posterior resurrección..

La imagen que la segunda Bestia pedía que se hiciese en honor a la primera Bestia era pues la cruz en la que fue Jesucristo clavado..

  • “…y los inducía al error vanagloriándose de los milagros del cielo que en nombre de la Bestia había realizado, conminando a sus seguidores a hacerle a esta una imagen como recordatorio de como habiendo sido la Bestia crucificada, aun así había revivido.”

Se le concedió infundir el aliento a la imagen de la Bestia, de suerte que pudiera incluso hablar la imagen de la Bestia y hacer que fueran exterminados cuantos no adoraran la imagen de la Bestia. (Apocalipsis 13:15)

San Pablo fue el inventor de la imagen del Cristo muerto en la cruz y posteriormente resucitado. Hizo creer que el seguir la cruz del Hijo de Dios hacía entrar en comunión con dios por medio de la redención que esta traía consigo, y que quien no la siguiese habría de ser condenado a una extinción que no le permitiría alcanzar la presencia de dios.

  • “Se otorgaba la segunda Bestia la capacidad de otorgar a la primera Bestia un aliento de vida, de tal modo que mediante este se pudiese establecer comunión con dios, y amenazaba  a la vez con el infierno a quien no adorase a la primera Bestia.”

Los tres últimos versículos pienso que no necesitan de mayor aclaración:

Y hace que todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se hagan una marca en la mano derecha o en la frente, (Apocalipsis 13:16)

  • “…y les hizo creer a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y siervos, que la Bestiaera realmente el hijo de dios, y que por ello se sentabaa su diestra en el mundo de la preexistencia, y que dios tenía rostro de persona”.

y que nadie pueda comprar nada ni vender, sino el que lleve la marca con el nombre de la Bestia o con la cifra de su nombre. (Apocalipsis 13:17)

  • y los convenció de que nadie podría redimirse para ganarse el cielo ni evitar el infierno más que aquel que fuese creyente en la cruz que lleva el Hijo de Dios como parte del nombre que abarca al Padre, al Hijo, y al Espíritu Santo..”

¡Aquí está la sabiduría! Que el inteligente calcule la cifra de la Bestia; pues es la cifra de un hombre. Su cifra es 666. (Apocalipsis 13:18)

  •  “Aquí está la sabiduría, que el que sea inteligente desvele el número que oculta la identidad del nombre de la Bestia, pues es número de un hombre, y por ello tiene seis órganos distintivos en cada uno de los tres rostros con los que se nombra, ojos, orejas, nariz y boca. Una sola persona con los tres rostros del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo..”

Alegorías apocalípticas III, San Pablo como la segunda Bestia de Apocalipsis 13

Las grandes señales que hacían bajar fuego del cielo nos hablan de las actuaciones teatrales de San Pablo cuando relataba su conversión después de que en su camino se cruzase una luz cegadora como fuego del cielo (Realiza grandes señales, hasta hacer bajar ante la gente fuego del cielo a la tierra)

alegorías

Apocalipsis 13:9-13

El que tenga oídos, oiga. (Apocalipsis 13:9)

El hagiógrafo comienza su alocución sobre la segunda Bestia con una llamada de atención sobre el receptor del mensaje, para advertirle de la importancia de lo que va a decir.

  • “El que tenga oídos que preste atención”

«El que a la cárcel, a la cárcel ha de ir; el que ha de morir a espada, a espada ha de morir». Aquí se requiere la paciencia y la fe de los santos. (Apocalipsis 13:10)

Leyendo más allá de la literalidad de las palabras, y entendiéndolo en su contexto global, el versículo comienza advirtiendo sobre la inexorabilidad del castigo que espera a cuantos no cumplan con la ley prescrita por dios (El que a la cárcel, a la cárcel ha de ir). Continúa advirtiendo también sobre lo indefectible del destino que ha de alcanzar a cada ser humano, en el contexto igualmente de la ley espiritual y su incumplimiento (el que ha de morir a espada, a espada ha de morir).

Y termina requiriendo paciencia y confianza en dios a los verdaderos creyentes como prueba de verdadera virtud (Aquí se requiere la paciencia y la fe de los santos).

  • “Toda acción contraria a los designios de dios tiene su consecuencia, y la vida de cada ser humano un destino marcado que se acabará cumpliendo de manera inexorable. Por ello en saber cultivar la paciencia y la confianza en dios para evitar  lo que ante él es detestable hay una prueba para los creyentes virtuosos.”

Vi luego otra Bestia que surgía de la tierra y tenía dos cuernos como de cordero, pero hablaba como una serpiente. (Apocalipsis 13:11)

Tras la llamada de atención del versículo 9 y la advertencia del 10, el hagiógrafo habla sobre el asunto que considera de importancia y hacia el que quería centrar tanto su llamada de atención como su advertencia, la segunda Bestia que precedió a la primera de los versículos 1-8 (Vi luego otra Bestia).

Llama la atención que esta segunda Bestia no viene del mar como la primera..sino de la tierra (que surgía de la tierra)..

La tierra es en este contexto una alusión a un lugar donde no hay prevalencia de la ley divina, es por tanto un lugar alejado de la protección de dios, mundano, o sea, un lugar de gentiles (Vi luego otra Bestia que surgía de la tierra).

Este hombre que provenía de tierra de gentiles y que es aludido por el hagiógrafo como la segunda Bestia se presenta ante el gentío al que predica como representante del cordero de dios, pero confunde a este con la primera Bestia, y les habla con falsedades cautivadoras (y tenía dos cuernos como de cordero, pero hablaba como una serpiente).

  • “Vi otro predicador que venía de tierra de gentiles, se presentaba ante el gentío como representante del cordero de dios, pero en verdad que de su boca no brotaban sino hipnóticas falsedades”

Ejerce todo el poder de la primera Bestia en servicio de ésta, haciendo que la tierra y sus habitantes adoren a la primera Bestia, cuya herida mortal había sido curada. (Apocalipsis 13:12)

Esta segunda Bestia tiene tanto poder de seducción sobre las gentes que la escuchan hablar como tenía el primer predicador, de quien decía que estaba a su servicio (Ejerce todo el poder de la primera Bestia en servicio de ésta), y hace que los gentiles (haciendo que la tierra y sus habitantes) adoren al primer predicador, la primera Bestia (adoren a la primera Bestia), aquella que tenía la herida de espada de la que, ante el asombro de todos cuantos la veían, había sobrevivido contra todo pronóstico.

  • “Tiene el mismo poder de seducción que el primer predicador, de quien se dice seguidor, haciendo que todos cuanto le escuchen sean gentiles o no adoren a aquella primera Bestia, la cual había sobrevivido a la herida de espada…escapando milagrosamente a su destino..”

Realiza grandes señales, hasta hacer bajar ante la gente fuego del cielo a la tierra; (Apocalipsis 13:13)

Este versículo es sumamente ilustrativo para identificar al personaje al que el hagiógrafo se refiere como la segunda Bestia en su alocución.

Las grandes señales que terminaban por hacer bajar ante la gente fuego del cielo a la tierra, nos hablan de las actuaciones teatrales de San Pablo ante el público que embelesado escuchaba el relato sobre su repentina conversión a la fe en la primera Bestia, relato rodeado de grandes gesticulaciones y recreación de poderosas imágenes que hacían imaginarse a su hipnotizado público como había sido aquella ocasión en que yendo en persecución del primer predicador, se cruzó repentinamente en su camino una luz cegadora, como un fuego procedente del cielo (Realiza grandes señales, hasta hacer bajar ante la gente fuego del cielo a la tierra), que asustó a su caballo hasta el punto de hacerle caer al suelo y cegarle temporalmente.

  • Maravillaba a quienes le escuchaban haciéndoles imaginarse como había sido aquella luz que como fuego procedente del cielo de este descendió, cegándole por unos momentos y haciéndole caer del caballo, más sintiendo entonces la presencia de la Bestia reclamándole sobre el porqué de su persecución, , en la que desde entonces comenzó a creer..”

Alegorías apocalípticas II, ¿a qué Bestia se adora en Apocalipsis 13?

El hagiógrafo vuelve a incidir en el carácter blasfemo de la predica del hombre (Le fue dada una boca que profería grandezas y blasfemias) al que alude como la Bestia, que blasfemaba contra lo sagrado, contra dios, contra su morada, y contra los que en este ocupaban un lugar por la voluntad de dios

alegorías

Apocalipsis 13:5-8

Le fue dada una boca que profería grandezas y blasfemias, y se le dio poder de actuar durante 42 meses; (Apocalipsis 13,5)

El hombre de fauces como de león de Apocalipsis 13:2, larga cabellera y potente y electrizante voz, predicaba sobre lo alto de su ascendencia, pues se decía hijo de dios, (Le fue dada una boca que profería grandezas y blasfemias). Continúa el hagiógrafo aludiendo al tiempo durante el cual este hombre estuvo predicando sus blasfemias, tres años y medio (y se le dio poder de actuar durante 42 meses), al cabo de lo cual cesaron sus prédicas.

  • “…Exhalaba por su boca gran arrogancia cuando constantemente alardeaba sobre el altísimo origen de su ascendencia, y se dedicó a predicar durante 42  meses…tiempo al cabo del cual su misión se dio por concluida”

y ella abrió su boca para blasfemar contra Dios: para blasfemar de su nombre y de su morada y de los que moran en el cielo. (Apocalipsis 13:6)

El hagiógrafo continúa su relato volviendo a incidir en el carácter blasfemo de la predica del hombre (Le fue dada una boca que profería grandezas y blasfemias) al que alude como la Bestia, que blasfemaba contra todo lo sagrado, contra dios, contra su morada a la que llamaba el reino de los cielos, y contra los que en este ocupaban un lugar por la voluntad de dios.

  • “y el hombre abrió su boca para proclamar con un grado de blasfemia sin límites que dios mismo era su padre…y cuando hacía creer a cuantos le escuchaban que conocía mejor que nadie acerca de la realidad del mundo de la preexistencia…así como la de los que en este moraban…”

Se le concedió hacer la guerra a los santos y vencerlos; se le concedió poderío sobre toda raza, pueblo, lengua y nación. (Apocalipsis 13:7)

El hombre engañó a los puros de corazón con su poderosa labia, a los que hizo caer en la idolatría hacia su persona al hacerles creer que era hijo de dios y dios mismo. El haber caído en esta idolatría blasfema hacia un hombre que se había elevado al rango divino es el hecho que para el hagiógrafo constituye la derrota del corazón de los santos (Se le concedió hacer la guerra a los santos y vencerlos).

La acción que conlleva la segunda parte del verso implica una transmutación de la Bestia, que ya no se encarna en la limitación física de un hombre concreto dotado de un enorme poder de seducción sobre las personas de las que se hace oír, sino que ahora se encarna en una entidad abstracta el cual conlleva un poder que se acaba imponiendo en todo el mundo, por encima de las diferencias de raza, pueblo, lengua o nación.

Ese poder es un jinete que utiliza a los seguidores de la Bestia para que las naciones que estos han llegado a constituir impongan su dominio por toda la Tierra, y al hacerlo, otorgan a la Bestia transmutada el medio para que su idea de poder sea objeto de adoración en todo el mundo, por encima de las diferencias de raza, pueblo, lengua o nación (se le concedió poderío sobre toda raza, pueblo, lengua y nación).

Una idea de poder que se impuso en el mundo por la acción imperialista de las potencias cristianas europeas a partir del siglo XIX, y que se encarnada en una entidad que es objeto de adoración en todo el planeta..

  •  “Con el hálito de su nombre muchos puros de corazón fueron embaucados para que le adorasen…y en su nombre  llegó la Bestia a toda la extensión de la Tierra, hasta hacer  que toda raza, pueblo, lengua y nación le mostrasen sumisión..”

Y la adorarán todos los habitantes de la tierra cuyo nombre no está inscrito, desde la creación del mundo, en el libro de la vida del Cordero degollado. (Apocalipsis 13:8)

En este pasaje se incide en el carácter de entidad abstracta que ahora el hagiógrafo le atribuye a la Bestia, a la cual idolatran todos los habitantes de la Tierra (Y la adorarán todos los habitantes de la tierra), excepto aquellos que desde el principio del mundo han sabido mantenerse firmes en la dirección espiritual marcada por la guía de los verdaderos profetas de dios (cuyo nombre no está inscrito, desde la creación del mundo, en el libro de la vida del Cordero degollado)

  • “adorándolo todos aquellos que desde el principio del mundo no se han guiado por el espíritu de los verdaderos profetas..”